El pilar de una gama de productos legendarios

Aires de renovación soplan para el mayor clásico del reloj contemporáneo llevándose toda veleidad de nostalgia, dando energía a la forma, ímpetu a la estética.

Una intensa labor de investigación ha sido llevada a cabo por los equipos técnicos y creativos de Rolex para encontrar un perfecto equilibrio entre la caja, el brazalete y su cierre. Nada se ha dejado al azar, todo está pensado para que el reloj sea llevado en la muñeca con una sensación de absoluto confort.

Con su caja y su brazalete bicolores, en oro amarillo de 18 kilates y acero, destacan todas las cualidades asociadas a un reloj Rolex. Es la esencia de una marca.

Tallado en los materiales más nobles y ensamblado con el mayor esmero, se beneficia de toda la tecnología y el “savoire-faire” del Grupo Rolex, y cuenta con los valores que dieron el prestigio a una marca. Se trata en primer lugar de un arquetipo, el símbolo de un arte de vivir. 

 

 

 

Texto: AMURA ± Foto: AMURA

e-max.it: your social media marketing partner