Un inicio de primavera verano más, donde  vemos la vida en blanco y negro. El black & white son dos colores totalmente opuestos, pero se atraen. Temporada tras temporada esta pareja forma parte de las pasarelas y por tanto de nuestro armario. El blanco y negro es una combinación clásica donde las haya. Refinada, sofisticada y llena de estilo, estos dos colores juntos nunca fallan. Da igual que sea invierno que verano, ellos siempre están ahí y no hay estilo que se les resista. 

Los colores pastel, el color blanco, la estética safari, el denim, el little black dress, el estilo o la prenda más obvia puede sufrir pequeñas pero decisivas transformaciones, pero también hay otras corrientes que pondrán a prueba nuestras propias reticencias al cambio: desde la falda con aberturas de infarto hasta las piezas arty pasando por las veladuras.

Todas son distintas, pero tienen algo en común, llevan escrito un mensaje tan sencillo como optimista. Estampado geométrico, los colores vibrantes y la combinación, nos hace ver que la primavera al final siempre llega.

 

 

 

 

 

Texto: AMURA ± Foto: fashionvenue.in / 2.bp.blogspot.com / Cortesía de las marcas

e-max.it: your social media marketing partner