Recientemente, la industria de la belleza se ha revolucionado con la presencia de productos que quizás hace unos años hubiéramos imaginado solo en dibujos animados. Sheet masks con propiedades curativas y rejuvenecedoras de varias cremas y aceites, tintes labiales cremosos que se mezclan sutilmente con el tono natural de tus labios, apenas haciendo que parezca que realmente tienes maquillaje, e incluso cojines peculiares con forma de pandas, manzanas u otros. Figuras divertidas porque, aceptémoslo, mientras todos buscamos productos de calidad, no podemos negar que una presentación visualmente atractiva es parte del deleite de comprar un nuevo artículo para nuestra rutina de belleza. Todo esto es un reflejo de cómo la industria de la belleza de Corea del Sur se está integrando en nuestras vidas, y efectivamente, ha llegado para quedarse, ya que el mundo se está enamorando del concepto innovador y asequible de sus productos, así como del papel central que una imagen perfecta tiene en su estilo de vida. Puede sonar presuntuoso al principio; sin embargo, la importancia de la belleza en Corea del Sur, que también la convierte en la capital de las cirugías estéticas en el mundo, tiene más que ver con una filosofía de vida y cuidado personal.

 

 

 

 

La experiencia de Corea del Sur en la belleza se remonta al siglo VII d.C. Mientras que en aquel entonces, una piel clara, labios teñidos de rosa y cejas bien formadas estaban destinados a transmitir el alto estatus de una persona, hoy en día estos estándares, que son el objetivo de la mayoría de los productos cosméticos, se utilizan para denotar un estilo de vida saludable, cuidado personal e incluso compromiso. El objetivo principal de sus extensas rutinas de maquillaje y cuidado de la piel es hacer que la persona se vea “naturalmente hermosa”, es decir, el maquillaje debe ser sutil, lo suficiente para resaltar el brillo natural de los labios, mezclar los tonos con el color del rostro, y dar forma a la frente y los ojos. Sin embargo, la verdadera protagonista de esta rutina es la piel: se convierte en un medio para que tanto las mujeres como los hombres le hagan saber al mundo que la belleza natural proviene del cuidado personal, consintiendo su rostro con los productos adecuados para su tipo de piel e invirtiendo una generosa y bien merecida cantidad de tiempo y dinero en eso.

 

Belleza plástica

Sin embargo, para la sociedad de Corea del Sur, las rutinas de cuidado de la piel no son la única forma de lograr ese aspecto naturalmente hermoso. No podemos pasar por alto otra área importante en la que sobresale la industria de la belleza de este país: la cirugía estética.

Si bien no existe un evento social o histórico específico para explicar el reciente auge de las cirugías cosméticas en Corea del Sur, podría considerarse el resultado de diferentes factores, como la exhibición de ciertos tipos de rostros en los famosos doramas (también conocidos como las “telenovelas” de Corea del Sur), así como en los miembros de los grupos de K-Pop (a quienes mucha gente, especialmente los adolescentes, admiran), o incluso la globalización misma, porque así como el mundo occidental está adoptando lo mejor de la industria de la belleza de Corea del Sur, los coreanos han adoptado estándares occidentales de belleza también.

 

 

 

Corea del Sur posee el índice más alto de cirugía plástica a nivel mundial.

 

Podemos observarlo en la popularidad de la cirugía doble de párpados, que está destinada a hacer que el ojo se vea más grande. No obstante, este tipo de cirugía no es la única opción en la que los cirujanos locales se destacan. En la ciudad de Seúl, por ejemplo, en el distrito de Gangnam, cientos de clínicas ofrecen no solo la cirugía de párpados, sino también reconstrucciones faciales completas, implantes, cirugías de nariz y mandíbula e incluso blanqueamiento dental.

La razón por la que muchos recurren a cualquiera de estos procedimientos, y por qué hay un alto índice de turismo quirúrgico en este país, es porque la destreza de los cirujanos es tal que sus pacientes ni siquiera parecen haber pasado bajo el bisturí. Es por eso que incluso pueden considerar las cirugías como un medio para hacer que su belleza se vea “natural”, o incluso desde una perspectiva más empoderadora, es un medio para que se sientan más cómodos en sus cuerpos.

La popularidad de Corea del Sur en la industria de la belleza está aumentando, y seguirá creciendo a medida que más marcas occidentales comiencen a adoptar algunos de los ingredientes que utilizan para sus productos, así como algunos de los productos mismos, como las cremas BB, “cushion make-up”, y aceites.

 

 

 

 

 

 

No importa qué tipo de piel, o rostro, e incluso el tipo de maquillaje que a cada persona le guste usar, hay un producto para todos; más importante aún, hay una forma de adquirir un aspecto saludable, y al hacerlo, sentirse bien consigo mismos.

 

Texto: Andrea Mejía ± Foto: : SEOULSYNC / SHIN HYUN JI FOR W MAGAZINE ONLINE / PETER LINDBERGH / FIONDWALL / AR / GUCCI / TFR

e-max.it: your social media marketing partner