Tras una semana de moda vanguardista en Londres y diseños extravagantes en Milán, la Fashion Week de París trajo consigo las nuevas colecciones de Isabel Marant, Louis Vuitton, Chanel o Dior, por mencionar algunos.

París, conocida mundialmente como la Ciudad Luz, es también una de las principales capitales de la industria de la moda, además de hogar de algunas de las marcas de lujo más reconocidas y diseñadores más prolíficos.

Este año, Chanel, bajo la dirección de Virginie Viard, mostró una versión simple de la etiqueta bajo una perspectiva de frescura. Para la pasarela, Viard optó por hacer desfilar la colección en grupos de mujeres; durante la presentación, declaró: “Incluso las mujeres más poderosas, elegantes y atrevidas son más fuertes juntas”.

Otras de las presentaciones más representativas, para las colecciones FW 2020 estuvieron a cargo de Sarah Burton en Alexander McQueen en donde el paso de las modelos por la pasarela narraban una carta de amor al portar diseños con hombros afilados, a la vez suaves, y tops que evocaban armaduras. Una celebración de mujeres valientes.

La casa de lujo Balenciaga sorprendió a los espectadores durante la presentación de colección FW 2020/21 con modelos enfundadas en vestidos negros eclesiásticos que caminaban sobre el agua, bajo un cielo en llamas; una declaración puntual sobre el cambio climático.

Bajo la dirección artística del diseñador georgiano Demna Gvasalia, el desfile fue un homenaje a Cristóbal Balenciaga, fundador de la firma, al incluir túnicas, impermeables, modelos y diseños inspirados en el futbol.

Finalmente, para Valentino, Pierpaolo Piccioli optó por un show más oscuro, sin olvidar el característico rojo de la marca, estampado en un abrigo de cuero y un vestido largo, del cuello alto y lentejuelas.    

 

e-max.it: your social media marketing partner