Después de tres décadas, la mina con mayor producción de diamantes del mundo y famosa por sus piedras preciosas rosas, cerrará en 2020.

Argyle se encuentra en la región de Kimberley, Australia Occidental. Después de haber agotado el suministro de gemas económicamente viables, detendrán sus funciones e iniciarán la rehabilitación del sitio.  

Los diamantes de color rosa representan menos del 0.01% de la producción total de la mina, y es aquí que se encuentra más del 90% de la oferta mundial de ellos, motivo por el cual, los convierte en los más costosos del sector.

Los precios de las joyas rosadas han aumentado por lo menos cuatro veces su valor en los últimos diez años y después del cierre de la mina, seguramente se elevarán aún más, según pronostican los expertos.

Como dato curioso, Argyle Pink Jubilee es un diamante rosa claro de 8.01 quilates, al tallarlo encontraron una pequeña falla interna que afectaba su grado de claridad. No saben si el defecto era parte de la naturaleza o fue producido durante el corte, por ello su propietario, Río Tinto, debía elegir en cortarlo en varias piezas pequeñas y subastarlas o preservar el diamante original donándolo al Museo de Melbourne, lugar donde se encuentra actualmente.

e-max.it: your social media marketing partner