La “Ciudad de la Luz”, París, fue la sede elegida por Sotheby’s para la segunda de tres subastas en vivo con los objetos pertenecientes a Karl Lagerfeld (1933-2019).

El alguna vez “cerebro” de Chanel, pocas veces utilizaba mercancía de la marca creada por Coco, señala Erica Kagan de Sotheby’s. Por ello, los artículos de la doble ‘C’ entrecruzada de la colección personal de Lagerfeld han despertado gran interés entre los coleccionistas, superior a sus guantes sin dedos adornados de Chanel o los broches con los que ataba su corbata.

Durante la pasada segunda subasta, había una pieza que todos tenían en la mira: el mítico bolso tote Black Embosskin Lambskin de 2010, realizado en piel de cordero con relieves en piel de cocodrilo.

“Teniendo en cuenta que el estilo [del bolso] nunca se lanzó en las boutiques de Chanel ni se usó en la pasarela de un desfile, la tremenda importancia de este bolso de hombro se deriva de su procedencia”, escribió Kagan. Los únicos indicios visuales del origen de este escurridizo bolso son el pase fotográfico al FIAC 2011 con la fotografía de Lagerfeld como invitado de la Galerie Gmurzynska, y el adorno de una etiqueta del desfile Chanel Paris-Bombay 2011/12 Metiers d’Art, que cuelgan de las asas del bolso.

Con un precio de salida de entre 2,300 y 4,500 dólares, la puja inició y el valor empezó a subir, hasta establecer un récord mundial. Al resonar en la sala el martillazo final, la licitación quedó en 107,000 dólares, convirtiendo al bolso Chanel de Lagerfeld en el más caro jamás vendido en una subasta. Anteriormente, el precio récord pagado por un bolso de Chanel en almoneda era de 32,500 dólares (establecido en 2018).

Durante la noche de la subasta parisina, participaron más de 500 postores, procedentes de más de 25 países. “El segundo acto de la venta de Karl ha cumplido sus promesas, tras el éxito histórico de la venta inaugural de Mónaco”, exclamó Pierre Mothes, vicepresidente de Sotheby’s Francia. “Coleccionistas de todo el mundo, adquiriendo los objetos y diseños de Karl Lagerfeld, han consagrado su condición de icono de la moda. El ‘Kaiser’ seguramente se habría sentido conmovido por este inmenso éxito entre el público”, comentó Mothes.

La interesada respuesta de los compradores en París generó 4.9 millones de dólares (tres veces más que la estimación alta de la preventa), lo que elevó el total de la subasta de los objetos de Karl Lagerfeld, luego de dos realizadas, a 18.4 millones de dólares, a falta de la tercera entrega, programada para marzo de este 2022.

e-max.it: your social media marketing partner