La reina de los tintos

También conocida como Petit Cabernet, Vidure o Petit Vidure: la uva Cabernet Sauvignon se caracteriza por su cuerpo, sabor y aroma. Es de origen francés, de la zona bordelesa, y es considerada la reina indiscutible entre las uvas negras. El vino que produce es catalogado como el rey en la categoría de los vinos tintos.

Es una fina representante de la producción vinícola de la costa atlántica, que junto con la Cabernet Fran y la Merlot conforman los tres pilares de cepas de Burdeos. Últimos estudios genéticos han demostrado que esta variedad desciende del cruce natural entre la Cabernet Franc y la Sauvignon Blanc.

Es un varietal que se adapta a climas templados y mejor en zonas secas o bien ventiladas. En el norte prefiere zonas bien expuestas al sol en colinas y suelos ligeros, sobre todo en los valles. No acepta suelos excesivamente fértiles y húmedos, que inducen a gran vigor y dificultades de lignificación. Se adapta bien a diversas normas de poda, teniendo en cuenta las condiciones climáticas. La producción es regular y constante, y madura en la tercera época del año.

 

 

La cepa Cabernet Sauvignon es una de las variedades más nobles, y brinda mayor capacidad de guarda. Por eso la podemos encontrar en los cinco continentes, por su fácil adaptación a toda clase de climas.  Sus bayas son pequeñas, esféricas, de piel espesa y dura, con profundo pigmento negro. Su pulpa es firme, crujiente, de sabor astringente y gusto peculiar, que recuerda las serbas.

La viña es bastante homogénea y se caracteriza por sus taninos densos y aristocráticos, su color profundo, sus complejos aromas frutales, su elegante estructura y su idoneidad para la crianza. Sus frutas son de color intenso y cubierto, son tánicos en su juventud, pero cuando se abren desarrollan una gama inconfundible de aromas, flores como violetas y rosas; frutas como arándanos, grosellas, frambuesas, moras; y especias como pimiento verde, vainilla y café. Algunos aromas nos recuerdan al chocolate amargo y cuero. Con la crianza los aromas se hacen más complejos: notas de humo, cedro, creosota, incienso, regaliz y perfume de trufa. ¡Excitante! 

 

 

El vino Cabernet Sauvignon es de color rojo intenso, de matices violáceos, de cuerpo, aromático y provisto de un leve y característico sabor herbáceo.

Muchos especialistas piensan que es preferible elaborar vinos monovarietales, pero en algunas regiones se suele mezclar Cabernet Sauvignon con otras variedades. En Burdeos se combina con Merlot y Cabernet Franc, en la Toscana con Sangiovese y en Australia con Shiraz. Vinificado con estas variedades mejora notablemente las características organolépticas, dando como resultado vinos de fama mundial.

Se puede disfrutar de este delicioso vino con un Viña Chilcaya Cabernet Sauvignon Reserva Especial acompañado con carnes rojas, guisos bien sazonados y estofados, se realza el sabor de la comida y se disfruta un delicioso vino. ¡Buen provecho!.   

 

* Ernesto Peña (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es el Embajador del Vino para América Latina de Ernest & Julio Gallo, la segunda bodega vinícola californiana en el mundo, situada en Modesto, California, en el Valle de Sonoma; vende más de 12 millones de cajas en 93 países.    

 

 

Texto: Ernesto Peña ± Foto: Monte Xanic.

e-max.it: your social media marketing partner