La larga historia de este maravilloso castillo empieza en el siglo XII, un pequeño castillo de nombre La Mothe de Marguax, donde se vieron pasar varios propietarios. Fue en 1572 y 1582 que hubo un cambio radical gracias a la familia Lestonnac, quienes renovaron el castillo y dejaron de producir cereales para crear viñedos, llegando a tener 265 hectáreas.

Al principio del siglo XIII el famoso Berlon, un verdadero experto y visionario en el mundo enológico, modernizó el proceso de vinificación. Los vinos de la región de Bordeaux empezaron a conquistar no solo los mercados nacionales, sino internacionales. Personajes famosos como Thomas Jefferson (embajador de los Estados Unidos en Francia) mencionaron que no podía existir una mejor botella de vino de Bordeaux.

El marqués de la Colonilla mandó construir el castillo que todavía hoy conserva su distintiva arqui-tectura. Louis Combe fue el encargado de realizar el suntuoso castillo, el cual se volvería una verdadera obra de arte en un estilo denominado Neo Palladien. Llegando el año 1855 empieza una verdadera vuelta bajo el imperio de Napoleón III, quien deseaba poner orden en la enología francesa con una clasificación en ocasión de la segunda exposición universal.

 

 

Así le otorgaron 1er Gran Cru Classe al vino del Château Margaux, obteniendo la mayor clasificación de 20 sobre 20. En el siglo XV llega un fenómeno natural llamado filoxera, y el año 1893 signa la resurrección del Château con una añada excepcional. Otro cambio se presentó para el castillo en el año 1977, cuando el griego André Mentzelopoulos decidió comprar la propiedad, llegando con él una serie de innovaciones y mejoría en el viñedo, que culminó en el éxito de la famosa añada de 1978.

Debido a varias imitaciones del vino, André hijo tomó la dirigencia de la empresa y decidió en el año 2013 crear una cápsula que confirma la autenticidad.

En 2015, Norman Foster, un arquitecto británico de reputación mundial sería el encargado de concebir las nuevas bodegas con el propósito de juntar la tradición con la modernidad. La propiedad consta de 265 hectáreas, de las cuales 78 están dedicadas al cultivo de la vid, como cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Petit Verdot y Sauvignon Blanc.

El terroir arcilloso es ideal para crear grandes caldos de elegancia extrema, con el gran savoir faire de enólogos como Paul Pontallier. Un aplauso va también a André y a su hija Corinne que siguen incansables en esa aventura.

 

 

CLASIFICACIÓN OFICIAL DEL VINO DE BURDEOS DE 1855

PREMIERS o 1ER CRUS

SECONDS CRUS

TROISIEMES CRUS

QUTRIEMES CRUS

CINQUIEMES CRUS

  

ESPECIFICACIONES

Nombre del vino / Name of the wine:

Chateau Margaux.

Clasificación / Classification:

Premier Grand Cru Classe.

A la vista / Appearance:

Color rojo intenso con reflejos rubí. / Intense red color with ruby highlights.

En nariz / Aroma:

Notas de flores, moras, cassis, hinojo, grano de café, menta. / Traces of flowers, blackberries, cassis, fennel, coffee bean, mint.

En boca / Taste:

Elegante, con cuerpo, aterciopelado con post gusto duradero. / Elegant, full-bodied, velvety with lasting aftertaste.

Variedades / Varieties:

Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot.

Añejamiento / Aging:

18 a 24 meses en barricas nuevas de roble francés. / 18 to 24 months in new French oak barrels.

Maridaje / Pairing:

Ideal con carne roja, caza, platillos condimentados. / Ideal with red meat, game, spicy dishes.

 

Texto: Marco Valentini ± Foto: HD FONDOS / PX HERE / MRCO VALENTINI   

e-max.it: your social media marketing partner