Spanish Chinese (Simplified) English French Japanese Portuguese

El lenguaje universal de la música

Existen momentos en los que nuestra curiosidad y la eterna búsqueda por algo nuevo nos llevan a aburrirnos de nuestra cotidiana playlist. Si este es tu caso, permíteme recomendarte algo que definitivamente sale de lo cotidiano; yo lo defino como un viaje sonoro, ya que con las diferentes mezclas de sonidos te lleva a mundos imaginarios o a momentos fílmicos que quedaron en la memoria cinematográfica. Estoy hablando del gran Isao Tomita.

 

 

 

La carrera musical de Tomita inició en 1955, y se dedicó de lleno a la composición de TV, cine y teatro. Compuso la música para el equipo japonés de gimnasia que participó en Australia 1956; sin embargo, fue hasta 1970 que Tomita concentraría toda su atención en el instrumento que le daría su particular sonido y sello. Influenciado por Wendy Carlos y su trabajo con el sintetizador Moog, viajó a Estados Unidos para adquirir su Moog III, y a modo de pintura surrealista, comenzó la creación de música que desde entonces nos llevaría a viajar por otros mundos.

Sus arreglos más conocidos son los que realizó a las piezas de Claude Debussy. Debido a que el Moog III era un artefacto novedoso en Japón y no existía tanta información acerca de su ejecución, Isao tuvo que descubrir por sí mismo los alcances tanto de su ingenio como de su nuevo instrumento, y el resultado fue su primer álbum Snowflakes are Dancing, que se convertiría en un rotundo éxito en todo el mundo.

Fue nominado a cuatro premios Grammy, incluyendo “Mejor Album Clásico del Año”. La pieza “Arabesque #1” captó gran atención en la audiencia mundial, pues se utilizó como tema de apertura para un programa de astronomía en Estados Unidos, una telenovela en Venezuela y para un programa infantil en España en 1984. En 1978 Tomita lanza su álbum Kosmos, en el que nos encontramos con arreglos de temas musicales de películas como Star Wars y la icónica 2001: Odisea en el Espacio.

Es de suma importancia mencionar que aunque Snowflakes are Dancing marcó un antes y un después, existen otros grandes trabajos de Tomita, y si se tiene oportunidad, no se deben dejar pasar desapercibidos.

Para 2013, Isao Tomita vuelve a sorprender al mundo con el lanzamiento de “Ihatov Symphony”, esta vez en colaboración con Hatsune Miku, una artista virtual. Esta sinfonía representa un último viaje visual y sonoro al que nos invita este músico, una increíble pieza que nos lleva en un tren que cruza los cielos acompañados por la dulce voz sintética de Miku.

En Mayo de 2016, a los 84 años muere Isao Tomita por una falla cardiaca en Tokio. Dejó un vastísimo legado musical que alcanzó películas, series de tv y arreglos musicales. Después de conocer su extenso trabajo, quedé sumamente convencida que hablar de Isao Tomita es, sin lugar a duda, hablar del lenguaje universal de la música.  

 

Amura,Okinawa,Isao Tomita, A Voyage Through His Greatest Hits, Vol. 2, una compilación de los éxitos de Tomita (1981). A Voyage Through His Greatest Hits, Vol. 2, una compilación de los éxitos de Tomita (1981).

 

Amura,Okinawa,Isao Tomita, Symphony Ihatov (2013) de Isao Tomita en colaboración con la voz sintética de Hatsune Miku. Symphony Ihatov (2013) de Isao Tomita en colaboración con la voz sintética de Hatsune Miku.

 

 

Texto: Teresa Morales ± Foto: NANO / Wikimexico / PNT / TOKIO GIRLS / LASM FM / MT

e-max.it: your social media marketing partner

Este artículo fue publicado en: