El ritmo que marcó una era

Si bien es cierto que Argentina tiene el tango, Brasil  la Samba y el Bossa Nova y España el flamenco; la Big Band es ciento por ciento de Nueva York. Y es que más allá de que la música nos transmita sentimientos o nos haga recordar la atmósfera que se le da a un país, a la gente y a una época, este movimiento no comprende de barreras. 

Pero esta dinámica tonada no es solamente un grupo grande de músicos que tocan trombones, trompetas, clarinetes, percusiones o saxofones. Sus diversas ramificaciones son sólo el inicio de la historia que es contada por voces que dejaron marcada a una generación, y más que eso, al mundo entero. 

 

 

Una historia sin precedentes

Todo se remonta a la década de 1920, la gente estaba cansada de los temas abordados por la Gran Depresión y quería olvidar los conflictos personales y la realidad caótica que representaba su vida cotidiana. Sin embargo, esta época dorada hacía que el gin fluyera, la moral se aligerará y las personas frecuentarán lugares donde la música no parara. 

La expansión del Big Band tiene sus inicios en el jazz de Nueva Orléans, que en su momento cuenta con diez u once músicos, para después ser llevada a otro extremo que contará con más de veinte ejecutantes. Más tarde estos nuevos conjuntos producen cambios dentro del arreglo musical, y el Estilo Nueva York se vuelve popular, como consecuencia, el Swing hace su aparición a mediados de los años 20. Y Fletcher Henderson es su mecenas. Desde 1921, Henderson cuenta con grabaciones hasta de nueve instrumentos, pero hacia 1926 los instrumentos se habían duplicado o triplicado, dándole a las Big Bands un impulso completamente nuevo.  

 

 

 

 

Originalmente presentándose como una dance band, el conjunto de Henderson eventualmente comenzó a fijarse más en el jazz con influencias de blues. Con Louis Armstrong en la trompeta, Henderson comenzó a tomar el papel de orquestador de la banda, ellos crearon el primer género de Big Band. Después de disfrutar un moderado éxito con su propia banda, Henderson le pegó al oro en 1935 cuando empezó a trabajar en la música de Benny Goodman. Pese a que los arreglos eran los mismos que Henderson había usado previamente con su antiguo conjunto, los talentosos músicos de Goodman ejecutaban a la perfección los arreglos de Henderson. Y estos se volvieron la banda más popular de Jazz/Swing en Estados Unidos. Aunque el conjunto de Goodman fuera en extremo impopular a lo largo del primer tour, su broadcast en las estaciones de radio era muy noche para aquellos en la costa Este, sin embargo, toda la costa Oeste sabía quiénes eran y la banda se encontró con elogios exuberantes. En el verano de 1935 en el Palomar de Los Angeles, Benny Goodman construyó de la noche a la mañana la era del Big Band. Todas las personas que vieron nacer este legado y aquellos que lograron construir la definición de este tipo de música  han dejado varios talentos que logran transmitirnos su esencia hasta el día de hoy, y pese a que en México tenemos a varias voces, una logra resaltar en este, su escenario.

 

 

Frank Sinatra

Ganador de diversos premios y con una carrera artística que fue envuelta en la polémica, Frank Sinatra es considerado como una de las voces masculinas más icónicas del siglo XX.

Los orígenes de su carrera se remontan a su infancia, en donde acompañándose de una pianola e imitando la vestimenta de varios artistas de esa época, comienza a cantar en una taberna que era propiedad de su padre.

Profesionalmente la carrera de Sinatra es dividida en tres partes, la primera comprende a la época de 1940 en donde de la mano de orquestas famosas de la mano de Harry James y Tommy Dorsey hace las primeras presentaciones y grabaciones de discos.

La segunda etapa y considerada por muchos de los críticos como su época dorada fue acompañado por la disquera Capitol en la cual grabo: Come Fly With Me , Only The Lonely , Songs For Swingin Lovers.

La tercera etapa viene en la década de los 60´s en la cual abre su compañía discográfica en la cual populariza los temas My way, Strangers in the Night y New York New York.

 

 

 

Paul Anka

Nacido en Ottawa, Canadá, y nacionalizado estadunidense es un músico y compositor que tiene sus orígenes en Nueva York en donde hizo su primer casting para la ABC en 1957. 

Su primer éxito lo obtuvo con la canción Diana, pero su mayor virtud musical y tal vez su consolidación la tiene por haber realizado la adaptación para Frank Sinatra de My Way  un tema que su versión original venía en francés. 

Anka ha logrado ser uno de los compositores más exitosos de los últimos tiempos comprobación de esto es la cotitularidad del tema This is it que logró con Michael Jackson, pero debido a la muerte de este último Anka solo pudo interpretarla con él de forma virtual en el festival de Viña del Mar.

 

Texto: Erick Zamora ± Foto: Rodrigo Marín / UNI PADERBORN / REVIVE MUSI / WPD / BP / DrMacro / Enterprises

e-max.it: your social media marketing partner