“¡Los héroes que derramaron su sangre y perdieron la vida en el territorio de este país! Estás en suelo amigo ahora. Por tanto, descansa en paz”.
Mustafa Kemal Atatürk.

A lo largo de la historia, Capadocia ha sido reconocida por ser un área centro de luchas de poder de diversas civilizaciones y culturas, así como un punto de paso de norte a sur y este a oeste. Anatolia vivó una etapa brillante que atrajo a numerosos habitantes a principios del II milenio: Los asirios, quienes, cautivados por la riqueza de las tierras, instalaron numerosos establecimientos comerciales.

Los bazares, llamados kárum, eran lugares en los que intercambiaban perfumes, textiles y estaños por oro, plata y cobre. El más importante fue el de la ciudadela de Kanesh, hoy Kültepe, lugar en el que, en 1925 a. C., se descubrieron las Tablas de Capadocia; en éstas se describe la colonia mercantil en tiempos asirios que duró aproximadamente 50 años.

Sin embargo, el primer y más antiguo pueblo asentado en Anatolia Central del que se tiene registro es el hitita, imperio cuya primera ciudad establecida fue Kanis, en el s. XVIII a. C. Después fundó su reino con capital en Hattusa (actualmente Bogazkoy), convirtiéndose en una de las grandes potencias del Oriente Próximo, al igual que Babilonia, Mitanni, Egipto y Asiria.

Amura,AmuraWorld,AmuraYachts,Anatolia, un mosaico de mil culturas, Hattusa, reino capital del Imperio Hitita, gran potencia del Oriente Próximo. Hattusa, reino capital del Imperio Hitita, gran potencia del Oriente Próximo.

Amura,AmuraWorld,AmuraYachts,Anatolia, un mosaico de mil culturas, Hattusa, reino capital del Imperio Hitita, gran potencia del Oriente Próximo. Hattusa, reino capital del Imperio Hitita, gran potencia del Oriente Próximo.

Los hititas dominaron e impusieron su cultura, dominio y lengua sobre los habitantes originales primitivos (los hattis y los hurritas). La hitita es hoy conocida como la lengua muerta utilizada en esa época; por otro lado, el hatti es la no indoeuropea hablada en Asia Menor entre el tercer y segundo milenio a. C. y que, en tiempos hititas, siguió siendo utilizada como sacra en textos religiosos.

En cuanto a organización política, estaban basados en la federación de pequeños estados con un gobernador representante del rey: De origen divino, sacerdote y juez que debía ser aceptado por el panku: Asamblea que hacía de la monarquía hitita un sistema no absoluto.

Durante mil 800 años, el estilo de vida en Capadocia estuvo enfocado en sus 36 ciudades subterráneas, agrícolas en la superficie, asimismo con su sistema de kilimes (alfombra hecha sobre un tejido plano compuesto por hilos de lana o algodón) bordados.

Este imperio duró de seis a siete siglos, y fue del XV al XVI a. C. el periodo de mayor desarrollo de la mano de los monarcas Suppiluliuma y Muwatayi, éste último, incluso, peleó contra Ramsés II de Egipto en la Batalla de Kadesh. Fueron las guerras contra este país las que desgastaron el reinado, y aunque culminaron con el Tratado de Paz en 1286 a. C., finalmente los hititas cayeron ante los invasores de Europa Oriental.

Entre los siglos X y XVII antes de Cristo, Capadocia experimentó el periodo más oscuro de su existencia.

En el VI a. C. Capadocia cayó en manos persas, quienes la dividieron en provincias; fue Alejandro Magno quien, dos siglos después, emprendió la conquista de Asia Menor y les arrebató el dominio. En el 324 a. C. luego de la muerte de éste, Capadocia recuperó su independencia bajo el liderazgo de la dinastía de los Ariarathes.

Capadocia fue una región clave en el desarrollo del Imperio Bizantino entre los siglos IV y XI como sede espiritual de los más grandes teólogos de la iglesia oriental, como Gregorio de Nisa, y de los padres capadocios, Basilio de Cesarea y San Gregorio Nacianceno.

Luego de once siglos que duró la época bizantina, el 26 de agosto de 1071, se libró la batalla de Manzikert en la que los bizantinos fueron derrotados con la caída de Romano IV Diógenes a manos del sultán Alp Arslan.

Diez años más tarde, tras la toma de Kayseri en 1082 (s. XI), los selyúcidas-antepasados directos de los turcos occidentales-conquistaron paulatinamente el territorio, iniciando una gran expansión urbanística con mezquitas en diferentes ciudades. Levantaron también caravasares -albergues o construcciones que acogían a los viajeros y comerciantes de la ruta de la Seda-.

 

Amura,AmuraWorld,AmuraYachts,Anatolia, un mosaico de mil culturas, Puerta del León ubicada en el recinto exterior de las murallas de Hattusa. Puerta del León ubicada en el recinto exterior de las murallas de Hattusa.

 

Fueron los selyúcidas quienes sentaron las raíces del Imperio Otomano (s. XV) el cual, en su mejor momento, llegó a abarcar el Norte de África, los Balcanes, Grecia, parte del Medio Oriente y el Cáucaso. No fue sino hasta 1923 que se consolidó la República de Turquía con Mustafa Kemal Atatürk. El cambio empezó renombrando la antigua capital Constantinopla por Estambul; aunque hoy su capital es Ankara.

Capadocia proviene del vocablo Katpadukya, en turco «Tierra de bellos caballos», incluso, éstos eran ofrendados a los reyes de Asiria y Persia en la antigüedad.

Anatolia Central tiene un papel fundamental en el cristianismo como ahora se conoce por diferentes motivos. Por ejemplo, que muchos de los primeros cristianos (s. II y III d. C) habitaban en Capadocia. Otra de las razones fue que la región resultó ser fértil para su expansión, en parte por su cercanía a las Siete Iglesias de Asia Menor mencionadas en Apocalipsis.

El famoso Rescripto de Telepinu refrenda la teoría de que Dios ocupó siempre un lugar primordial en la forma de vida de los hititas, quienes, si bien aún resultan tener un origen aparentemente desconocido, son citados en diferentes pasajes bíblicos del Antiguo Testamento como hittim, a quienes se les denomina “hijos de Heth”. También, en el segundo libro de Samuel se hace referencia a Urías el hitita combatiente de los ejércitos del Rey David.

 

Amura,AmuraWorld,AmuraYachts,Anatolia, un mosaico de mil culturas, Relieve con escena<br />de caza en el Louvre; exposición 'Los reinos olvidades de Hititas y Arameos'. Relieve con escena
de caza en el Louvre; exposición 'Los reinos olvidades de Hititas y Arameos'.

 

Por otro lado, otros estudios señalan que, así como su arte, arquitectura y mitología, la religión de los hititas supone una combinación de elementos. Existen algunos poemas que contienen mitos originalmente hurritas con motivos babilónicos, los cuales tratan las distintas generaciones de dioses que rigieron el universo y sobre un monstruo que retó al gobierno del último rey de éstos. Incluso, algunas creencias señalan que los mitos griegos fueron llevados de Anatolia a Grecia durante el periodo micénico griego (1400-1200 a. C.).

En la época de Atatürk, sin embargo, Turquía separó la religión del Estado, se prohibió la poligamia, se cerraron las escuelas religiosas y comenzaron a regirse por el calendario gregoriano. Las mujeres tuvieron derecho a votar y, en 1938, éstas ya formaban parte del Parlamento turco. 

 

Texto: Alejandra Cañedo ± Foto: artelista, art lostonsite, arsmagazine

e-max.it: your social media marketing partner