“Le haré una oferta que no podrá rehusar: ir a Nueva York”

Es inevitable pensar en Nueva York cuando se habla del séptimo arte, imposible no pensar en aquella escena de The Godfather en donde balacean a Vito Corleone, o dejar de imaginarnos el taxi de Travis Bickle recorrer la Gran Manzana, o al neurótico Alvy Singer coquetear por la ciudad con Annie Hall.

Nueva York es la segunda ciudad más importante en el mundo de la pantalla grande. Los grandes cineastas del siglo XX se inspiraron en esta ciudad para retratar su visión cinematográfica con todo lo que la ciudad ofrece: sus hermosos rincones, sus majestuosas avenidas, sus diversos barrios y culturas y el intenso pulso de la ciudad de los rascacielos.

Una inmensa variedad de películas se han filmado en esta ciudad pero permanecen en nuestra memoria aquellas que hemos admirado por su gran historia, perfecta ejecución, reconocimiento de la Academia, además de su popularidad.

A continuación presentamos una lista con las películas más icónicas de la gran manzana.

 

 

 

 

-King Kong (1933, Dir: Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack) (1976, Dir: John Guillermin, 2 Nominaciones al Oscar) (2005, Dir: Peter Jackson, 3 Oscars): En Nueva York, en 1933, un ambicioso productor de cine fuerza a su producción y a la tripulación de un barco contratado a viajar a la misteriosa Isla Calavera, donde encuentran a Kong, un simio gigante que se enamora inmediatamente de la protagonista Ann Darrow.

-West Side Story (1961): Musical que cuenta la historia de dos jóvenes de pandillas rivales que se enamoran. Dir: Jerome Robbins y Robert Wise, 10 Oscars.

-The Godfather (1972): El envejecido patriarca de una dinastía de la delincuencia organizada transfiere el control de su imperio clandestino a su hijo renuente. Dir: Francis Ford Coppola, 3 Oscars.

-Taxi Driver (1976): Un veterano de la guerra de Vietnam mentalmente inestable trabaja como taxista nocturno en la ciudad de Nueva York, donde la decadencia percibida y la sordidez alimenta su impulso para la acción violenta, tratando de salvar a una prostituta preadolescente en el proceso. Dir: Martin Scorsese, 4 Nominaciones al Oscar.

 

 

-Annie Hall (1977): El neurótico comediante Alvy Singer, se enamora de la ingenua Annie Hall. Dir: Woody Allen, 4 Oscars.

-Manhattan (1979): Un neoyorquino recién divorciado que sale con una estudiante de secundaria, encuentra de nuevo el amor enamorándose de la amante de su mejor amigo. Dir: Woody Allen, 2 Nominaciones al Oscar.

-Raging Bull (1980): La aventura de un boxeador emocionalmente autodestructivo a través de la vida, aunada a la violencia y el temperamento que lo lleva a la cima en el ring, misma que destruye su vida fuera de él. Dir: Martin Scorsese, 2 Oscars.

-Goodfellas (1990): Henry Hill y sus amigos se abren camino en la jerarquía de la mafia. Dir: Martin Scorsese, 1 Oscar.

-The Wolf Of Wall Street (2013): Basada en la verdadera historia de Jordan Belfort, desde sus inicios, llegando a ser un corredor de bolsa rico que vive la gran vida, hasta su caída que involucra crimen, corrupción y hasta al gobierno federal. Dir: Martin Scorsese, 5 Nominaciones al Oscar (hasta el cierre de esta edición).

Como hablamos en el artículo anterior, no podemos dejar a un lado a los directores neoyorquinos más afamados y reconocidos de la ciudad, pues en ellos recae el peso de dichas obras de arte.

 

 

 

Stanley Kubrick

Probablemente uno de los cineastas más interesantemente locos. Su afición por el ajedrez fue motivo de solución a ciertos problemas de malentendidos en la comunicación con el actor e incluso sirvió de inspiración para la decoración artística y cinematográfica en algunas de sus películas. Si hubiera una palabra que definiera el trabajo cinematográfico de Kubrick sería violencia. Ejemplo de esto son “A Clockwork Orange” y “The Shining”.

En 1968 ganó el Oscar a Mejor Efectos Visuales por su película “2001: A Space Odyssey”, una cinta que retrata la idea de futurismo que Kubrick tenía.

 

Woody Allen

Uno de los cineastas más proactivos y concurrentes de los últimos 40 años. Sarcasmo, ironía y romance son palabras que caracterizan al trabajo de este cineasta que además es famoso por su nariz grande y gafas.

Su polifacetismo es de llamar la atención. Allen escribe, actúa y dirige, y hace las tres cosas de maravilla. 

Ganador de Oscar 4 veces. Una por “Midnight In Paris”, “Hannah And Her Sisters” respectivamente, y 2 por “Annie Hall”.

Un dato curioso de Woody es que lleva 37 años haciendo una película por año, y contando.

 

 

 

Martin Scorsese

Sangre, mafia y ópera. Este director ítalo-americano se ha caracterizado por establecer el parámetro del género mafioso del cine. Scorsese ha sabido plasmar en la pantalla ese mundo del crimen organizado encabezado por códigos de disciplina provenientes de Italia. Más allá del éxito y popularidad que tiene por su larga y sólida carrera, Scorsese solo ha ganado un Oscar en el año de 2007 por “The Departed”.

Tiene un tacto quirúrgico para mezclar el sadismo de la sangre con la sonoridad de cantantes de ópera italiana, produciendo así un efecto audiovisual muy peculiar.

Nueva York es y será la segunda ciudad más importante en el mundo cinematográfico por detrás de Hollywood, pero es la más importante a la hora de mostrar una ciudad como tal.

 El pavimento de Nueva York ha sentido los pasos de una pareja que camina a un lado del Hudson River, ha sentido la sangre caliente cubrirlo después de una balacera entre mafiosos, ha sentido la explosión de un banco hecha por el némesis de un superhéroe, ha sentido las llantas de sus clásicos taxis amarillos… pero sobre todo, ha sentido las patas del tripié que sostiene a la cámara que filmaba todo esto.

 

Texto: Juan y Daniel Lecanda ± Foto: DOVAVA / TOP MOVIES / ROSS OCAPA/ chicago reader

e-max.it: your social media marketing partner