Christian Dior describió en su autobiografía el “Ball of the Century”, de 1951 –ubicado dentro de las salas de recepción y el salón de baile del Palazzo Labia, Venecia– como el espectáculo más maravilloso nunca antes visto.

El sábado pasado, con motivo de la inauguración de la Bienal de Venecia, Dios ofreció una nueva visión de la famosa fiesta, cuando invitados vestidos en tul, volantes barrocos y máscaras venecianas, arribaron a The Tiepolo Ball.

Esta lujosa fiesta fue organizada por la directora artística Maria Grazia Chiuri y la Fundación para la Herencia Veneciana. De igual forma, el evento también hizo una seña al pintor veneciano Giovanni Battista Tiepolo, quien pintó frescos de Roccoco en las paredes del salón de baile del Palazzo.

 

e-max.it: your social media marketing partner