Los innumerables estilos y técnicas de Pablo Ruiz Picasso continúan influyendo en los artistas actuales, y sus obras continuamente establecen marcas de ventas, como en la casa de subastas Bonhams.

Picasso (1881-1973) es considerado el artista más prolífico y célebre de su generación. Cualquier pieza que lleve su nombre resulta una inversión atractiva, y la demanda de sus obras ha crecido sólidamente durante la última década, especialmente el mercado de la cerámica. A continuación, Bonhams presenta un vistazo a los períodos clave de su carrera.

  • Genio español

Picasso estudió en Barcelona y Madrid antes de visitar París por primera vez, en 1900; este viaje marcó el inicio de su amor por Francia, donde pasó la mayor parte de su vida adulta. En una trayectoria de 80 años, experimentó diversos estilos y medios. A su muerte, es referido como cofundador del cubismo, pionero de la escultura construida y la elevación del estatus del collage a las bellas artes.

Una de sus creaciones más referidas es Guernica (1937), un cuadro monumental (776.6 cm de largo por 349.3 cm de alto) que representa el bombardeo de la ciudad durante la Guerra Civil española.

 

 

  • Estilo e influencias

La vasta obra de Picasso se clasifica por períodos, comenzando con el Azul (1901-1904), en el cual utilizó tonos predominantemente fríos en sus pinturas. El tema de esos años coincidía con la paleta: escenas sombrías de mendigos y prostitutas, y retratos de un amigo perdido por suicidio. El Período rosa (1904-1906), caracterizado por colores más cálidos y un estado de ánimo más ligero; en esa época conoció a muchas figuras influyentes, entre ellas Matisse y Gertrude Stein, su principal mecenas.

 

 

Les Demoiselles d’Avignon (1907) marca el comienzo del período de influencia africana de Picasso; los rostros de las figuras femeninas de este cuadro recuerdan a las máscaras africanas; también pueden verse los orígenes del cubismo en la composición angular y fragmentada. En 1909, este nuevo género radical –cubismo– se estableció en serio, cuando Picasso colaboró con Georges Braque y entró en su período del cubismo analítico.

A partir de 1912 comenzó a pegar recortes de periódicos y papeles pintados creando composiciones y convirtiendo el collage en una forma de bellas artes. Como ciudadano español, evitó la acción de la I Guerra Mundial y continuó experimentando con su técnica de cubismo sintético o de cristal.

Tras un viaje a Italia en 1917 y el fin de la guerra en 1918, Picasso se sumó al “retorno del orden” que caracterizó el arte europeo de los años 20. Produjo pinturas inspiradas en los viejos maestros e incursionó en el movimiento surrealista emergente, en un período conocido como neoclasicismo y surrealismo (1919-1929).

 

 

  • Grabado

Picasso creó más de 2,400 grabados con variadas técnicas (litografías, grabados, punta seca, xilografías y linóleo); entre 1945-1948 creó alrededor de 200 litografías. La serie Suite des Saltimbanques de 15 aguafuertes y puntas secas se vendió en Bonhams Prints and Multiples, en 2019, por más de 400,000 dólares.

 

 

  • Cerámica

Desde finales de la década de 1940 y los siguientes 25 años, Picasso produjo cientos de diseños de cerámica junto con sus pinturas y obras en papel más famosas; la arcilla era un medio relajante para él, y se nota esa alegría en los simples cuencos y platos de los primeros años. El mercado de subastas de cerámica de Picasso ha crecido, y sus obras pueden venderse por más de 200,000 dólares.

e-max.it: your social media marketing partner