Virgin Galactic anunció una nueva asociación con Rolls-Royce para la construcción de una aeronave comercial que podría superar tres veces la velocidad del sonido y con la capacidad de volar a más de 18 mil metros, es decir, el doble de la altitud un vuelo comercial regular.

Las imágenes dadas a conocer muestran un avión con el diseño una “ala delta” triangular que, además de que podría aterrizar y despegar en pistas de aeropuertos convencionales, tendría una capacidad para transportar hasta 19 pasajeros.

Será The Spaceship Company (TSC), empresa de Virgin responsable de la fabricación de vehículos aéreos, quien esté a cargo del desarrollo de la aeronave, con Rolls-Royce encargado del diseño y desarrollo del motor que hará posible este sueño.

Según George Whitesides, jefe espacial de la compañía de turismo espacial, definió este nuevo proyecto “como la unión de un viaje comercial seguro y confiable con una experiencia sin rival para los clientes”.  A la fecha, aún no hay fecha oficial sobre el comienzo de su operativa comercial para este avión supersónico.

Cabe destacar que Rolls-Royce, compañía británica dedicada a la fabricación de autos de lujo, tiene historia en materia de la alta propulsión, luego de desarrollar el turborreactor que impulsó al famoso Concorde que alzó sus alas en 1969 y que alcanzaba velocidades poco más del doble que la del sonido.

 

e-max.it: your social media marketing partner