Nuevo para el 2006

Al­den Yachts Cor­po­ra­tion de Ports­mouth, Rho­de Is­land, anun­cia la fir­ma de un nue­vo con­tra­to pa­ra cons­truir un ya­te de 16 me­tros. “Es­ta­mos muy con­ten­tos por la can­ti­dad de pro­yec­tos con­tra­ta­dos, los nue­vos que es­ta­mos tra­ba­jan­do y la lle­ga­da de la épo­ca de gran­des ex­po­si­cio­nes de ya­tes que pro­me­te ser la me­jor en va­rios años”, nos co­men­ta el pre­si­den­te de Al­den Yachts, Da­vid Mac­Far­la­ne.

Su cas­co fue di­se­ña­do por la em­pre­sa na­val de C. Ray­mond Hunt y es una ver­sión de su fa­mo­so di­se­ño de cas­co mo­di­fi­ca­do en “V”, que in­clu­ye una en­tra­da fi­na en “V” pa­ra via­jar sua­ve­men­te y una par­te pla­na ha­cia la po­pa pa­ra me­jor ren­di­mien­to. Es­te cas­co es­tá me­ti­cu­lo­sa­men­te la­mi­na­do con re­si­na viny­les­ter, con ga­ran­tía de 10 años por da­ños de am­po­llas os­mó­ti­cas. A di­fe­ren­cia de otros ya­tes, es­tos cas­cos per­mi­ten una po­de­ro­sa ace­le­ra­ción en con­di­cio­nes de mar pi­ca­do.

 

 

El Al­den de 52 pies se­rá el nú­me­ro 18 en la se­rie Al­den 50-56, y es el sép­ti­mo des­de que se apar­ta­ron del uso de re­si­na epó­xi­ca pa­ra cons­truir­los con una re­si­na cu­ra­da pos­t-ter­mal­men­te. Es­tos cas­cos son pre­fe­ri­dos por mu­chos, tan­to por la mi­li­cia co­mo por ma­ri­ne­ros pro­fe­sio­na­les, por­que son rá­pi­dos, se­cos y es­ta­bles, aun en las con­di­cio­nes más di­fí­ci­les, ya que tie­nen ex­ce­len­te ma­nio­bra­bi­li­dad y sua­vi­dad de ma­ne­jo.

El Al­den 52, co­mo sus her­ma­nos de la flo­ta Al­den, ofre­ce­rá una cons­truc­ción na­val se­gu­ra, tec­no­lo­gía pa­ra al­tas ve­lo­ci­da­des y un com­pro­mi­so de ca­li­dad en to­das sus pie­zas. El ya­te se­rá pro­pul­sa­do por mo­to­res a die­sel ge­me­los Ca­ter­pi­llar C12 710 HP y se­rá ca­paz de al­can­zar ve­lo­ci­da­des de has­ta 35 nu­dos al ma­nio­brar sua­ve­men­te, in­clu­so en con­di­cio­nes ma­rí­ti­mas de­sa­fian­tes.

Tam­bién se be­niefi­cia­rá con el pro­gra­ma Al­den de re­duc­ción de rui­do, que in­clu­ye 10 no­ve­do­sas téc­ni­cas pa­ra la cons­truc­ción de las em­bar­ca­cio­nes de mo­tor más si­len­cio­sas de la in­dus­tria. Los de­ta­lles de mon­ta­je ais­la­do de los mo­to­res, si­len­cia­do­res en los es­ca­pes, amor­ti­gua­ción de vi­bra­cio­nes y el ce­ga­mien­to y ab­sor­ción de rui­dos son pun­tos cui­da­do­sa­men­te es­tu­dia­dos e im­ple­men­ta­dos.

 

 

 

Sus lí­neas clá­si­cas com­bi­nan con fun­cio­na­li­dad y tec­no­lo­gía de van­guar­dia pa­ra crear una obra maes­tra de ele­gan­cia, po­der y con­fort. El nue­vo Al­den 52 por­ta una ca­bi­na de pi­lo­to que nos re­cuer­da las em­bar­ca­cio­nes de los años de la dé­ca­da de 1940. Sin em­bar­go, to­dos sus de­ta­lles téc­ni­cos son ac­tua­les.

En los in­te­rio­res pre­sen­ta una va­rie­dad de com­bi­na­cio­nes, de acuer­do con las ne­ce­si­da­des del due­ño. Es­ta be­lle­za que es­tá por cons­truir­se in­clu­ye dos gran­des ca­ma­ro­tes, uno en la proa y otra en la po­pa, ca­da uno con ba­ño com­ple­to de lu­jo y es­pa­cio­sos clo­sets. La co­ci­na a es­tri­bor se­rá com­ple­ta­men­te equi­pa­da pa­ra po­der pre­pa­rar des­de un sim­ple sánd­wich has­ta un pla­ti­llo gour­met. A me­dio bar­co hay un có­mo­do sa­lón con cen­tro de en­tre­te­ni­mien­to y el área de co­me­dor en for­ma de “L”. A ba­bor del sa­lón se en­con­tra­rá un cen­tro de man­do.

To­dos los mue­bles tie­nen aca­ba­dos de ce­re­zo, pi­sos de te­ca, ade­más de los ele­gan­tes de­ta­lles que han he­cho fa­mo­sos a los as­ti­lle­ros Al­den. Se­rá ideal pa­ra dis­fru­tar un día a mar abier­to o pa­ra via­jes de fin de se­ma­na co­mo un ele­gan­te ya­te de pes­ca. El lan­za­mien­to de es­te ma­ra­vi­llo­so ya­te de 16 me­tros es­tá pla­nea­do pa­ra la pri­ma­ve­ra del 2006.

 

 

Texto: Phil deKanter ± Foto: Alden Yachts

e-max.it: your social media marketing partner