Incansable científico

Con los colores de la noche en las que Galileo Galilei observaba los astros a través de su telescopio, el Picchiotti Galileo G surca los mares del norte preparado para las condiciones de la navegación durante el invierno. El blanco y el negro son suficientes para adornar una nave con líneas rectas, solemnes, adecuadas para desafiar las temperaturas extremas de la estación.  

Como el excepcional científico en honor a quien se nombró a este yate: Galileo Galilei, esta embarcación es excepcional, con sus 55 metros de eslora se posiciona como el mayor (en tamaño) de la serie Vitruvius hasta el momento. Tiene la clasificación “Ice-Class Explorer” lo que lo ubica en una clasificación única, con redundancia y pruebas para que los sistemas funcionen en fríos extremos.

Tal es el caso, que éste es un barco que debió de cumplir con una denominación obligatoria conocida como “Winterization” lo que certifica que puede navegar en zonas caracterizadas por temperaturas muy bajas.

 

 

 

 

 

Para realizar sus recorridos sin complicaciones, está equipado con tecnología naval de última generación que le permite seleccionar las mejores rutas a través de formaciones de hielo y ofrecer calefacción interna para mantener la maquinaria en óptimas condiciones en cualquier entorno.

Adicional a lo anterior se tuvo que diseñar y reforzar el casco y especialmente la proa y una motorización más grande para poder navegar en estas características geo-climáticas. Es impresionante todo el equipamiento con el que cuenta a bordo y en el exterior para poder lograr que este yate funcione aun en las condiciones más extremas, por ejemplo: sistemas para mantener el agua mínimo a 5°C tanto para motores como para los desalinizadores; el sistema antiniebla; intercambiadores de calor y un ingenioso sistema para poder controlar la humedad a voluntad en cualquier área del barco.

 

 

Desafortunadamente el dueño decidió no compartir ni imágenes interiores ni la distribución, pero basándonos en el hermano de Galileo G (el multigalardonado EXUMA) podemos deducir varios aspectos, como la calidad de los materiales y la funcionalidad de todo el interior, así como la belleza de los acabados. Estoy seguro de que Picchiotti (Perini Navi) se lució con el diseño interior tanto como con el exterior. Phillipe Briand utilizó su genio para llevar a la vida este precioso y poderoso yate.

De lo que sí hay imágenes es del exterior que – sin lugar a dudas – es nada más que espectacularmente elegante, el contraste entre los tres colores predominantes: el azul del casco; el blanco de las franjas que recorren el casco, también es el color principal del resto de los elementos estructurales y de comunicaciones; por último el color inconfundible de la teca de la cubierta. Todo lo anterior rematado por el cromo de los elementos que están en contacto con mecanismos como las anclas y los herrajes.

“Y sin embargo se mueve”, respondió Galileo Galilei ante la censura que se promovió en contra de su apoyo a la teoría heliocéntrica, tras su juicio fue obligado a retractarse de sus ideas y confinarse en su casa en Florencia, Italia. Hoy la Tierra se mueve y el Picchiotti Galileo G está ahí, libre para explorarla y acompañarla en su viaje alrededor del Sol.

 

 

 

Especificaciones

Eslora 

55.70 m

Calado

3.20 m

Capacidad agua

20,000 l

Capacidad combustible

152,000 l

Motor

X CAT 3512C 2x1174 kw 

@1800rpm X  HP

Desplazamiento 

753,000 Kg

Velocidad máxima

16 nudos (30 Km/h aprox.)

 

Texto: Edmundo A. Eguiarte ± Foto: Giuliano Sargentini por Cortesía de Perini Navi.

e-max.it: your social media marketing partner