Dos Destinos en Uno

A diferencia de otros sitios turísticos de la República mexicana, al referirnos a Ixtapa-Zihuatanejo estamos hablando de dos ciudades con fisonomías muy diferentes y estilos de vida distintos. Por ello, ir a Ixtapa- Zihuatanejo significa visitar dos destinos en uno. Algunos turistas buscan lujo, glamour y servicios para ser “consentidos”, y otros anhelan retirarse a una rústica tranquilidad. En Ixtapa-Zihuatanejo se puede tener todo.

Desde el punto de vista etimológico, Zihuatanejo deriva de la palabra náhuatl “cihuatlán”, que significa “lugar de mujeres”, e Ixtapa, que también deriva de esa lengua indígena, quiere decir “lugar blanco”.

Este Centro Integralmente Planeado (CIP) por Fonatur forma parte del reconocido Triángulo del Sol de Guerrero, junto con Acapulco y Taxco (esta última ciudad muy colonial), y es un destino apropiado para las familias, los solteros, las parejas, los lunamieleros, y para las personas de la tercera edad. Es decir, para todos los viajeros.

 

 

 Destino de película

Pero además, estamos hablando de un destino reconocido internacionalmente desde hace muchos años, nada menos para quienes en los ochenta veían la popular serie de televisión El crucero del amor, en la vida real el Trasatlántico Pacific Princess, Ixtapa-Zihuatanejo era un puerto de escala en el singular recorrido.

Asimismo, uno de los lujosos hoteles ubicados en la Bahía de Zihuatanejo puede ser visto en la película Cuando un hombre ama a una mujer (When a Man Loves a Woman, Touchstone Pictures, 1994) con la actuación de Meg Ryan y Andy García. Otra película que habla sobre Zihuatanejo es Sueños de fuga (The Shawshank Redemption, Columbia Pictures, 1994) con la actuación de Tim Robbins y Morgan Freeman. Esta película motivó a muchas personas a conocer Ixtapa-Zihuatanejo por primera vez. La famosa frase de “Red”, el personaje de Morgan Freeman: “Zih... qué?” está todavía fresca en la mente de quienes se quedaron enamorados o cuando menos con curiosidad acerca del lugar.

 

 

La mezcla de lo tradicional y lo moderno

Zihuatanejo es una pequeña ciudad que aún conserva una fisonomía muy típica y la atmósfera amigable del antiguo pueblo de pescadores. Las calles del centro de la ciudad están cubiertas con adoquines y la mayoría de las construcciones tienen esa apariencia tan característica de las costas tropicales mexicanas (inclusive muchas de las nuevas construcciones). Encontrará muchos restaurantes de variados estilos y tipos de gastronomía, boutiques, platerías y joyerías, hoteles, bares y muchos atractivos más. No verá ningún edificio muy alto (cinco pisos máximo) porque la Ley de Construcción de la ciudad los prohíbe, para conservar su estilo actual de pueblo.

La pintoresca y protegida Bahía de Zihuatanejo, de 2.3 km de ancho, es visitada anualmente por más de 60 cruceros de placer, así como por veleros y yates, sobre todo de Estados Unidos y Canadá, que son su principal mercado en el exterior.

 

 

La zona del Centro es muy agradable para caminar y curiosear las ofertas de sus pintorescos comercios, así como para realizar una relajante caminata por el Paseo del Pescador, que va a todo lo largo de la orilla de las playas La Madera y Principal hasta terminar en el muelle. Aquí hay que señalar que las playas que se encuentran dentro de la bahía son totalmente seguras para los nadadores de todas las edades.

Zihuatanejo es también un lugar famoso por su excelente pesca deportiva y por sus sitios de buceo, además de que se pueden practicar la mayoría de los deportes acuáticos. Por su parte, Ixtapa es un moderno destino de clase y categoría mundial. Fue creado y diseñado por FONATUR (Fondo de Fomento Nacional para el Turismo) entre 1968 y 1971.

Sus construcciones son modernas o de estilo colonial costeño, con jardines muy bien cuidados y una zona residencial relativamente extensa pero separada de la zona hotelera, y en su amplia bahía se puede disfrutar de espectaculares atardeceres.

 

 

De aviones, cruceros y yates

Como se mencionó, Ixtapa-Zihuatanejo está localizado en las costas de Guerrero, al suroeste de la Ciudad de México, en el área conocida como el Pacífico Dorado que es parte de la Riviera mexicana. La ubicación exacta de este pequeño paraíso terrenal es 101.33 grados Oeste (meridiano) y 17.38 grados Norte (paralelo). Zihuatanejo e Ixtapa se encuentran separados entre sí por seis kilómetros, conectados por una autopista libre (sin peaje) de cuatro carriles que llega hasta el aeropuerto internacional.

El clima de la región es semitropical durante todo el año, con un promedio de 210 días soleados y una temperatura de 27.7 °C promedio.

 

 

La temporada de lluvias es de junio a septiembre, y algunas veces hasta mediados de octubre, con precipitaciones en las tardes o noches, lo que permite a los visitantes disfrutar de varias horas de sol en el día, para pasar en la playa o realizar actividades al aire libre. En esta época las montañas y el campo se recubren de vegetación de una amplia gama de verdes y de múltiples colores. Unos meses después de finalizada la temporada de lluvias el paisaje se torna marrón hasta el regreso de los aguaceros, momento en que nuevamente reverdece y se colorea.

A Ixtapa-Zihuatanejo, que se encuentra a 35 minutos de la Ciudad de México por vía aérea, llegan vuelos regulares de diversas aerolíneas, como Aeroméxico, Frontier Airlines, Air Canada, Mexicana, Alaska Airlines, Northwest Airlines, America West, United Airlines, American Airlines, Aerolitoral, Continental, Aeromar, entre otras, sin olvidar los vuelos charter.

La información de FONATUR indica que de 770 vuelos que llegaban a este destino, hace algunos años, hoy en día arriban 4,201, y su principal mercado sigue siendo el nacional, con 75 % del total.

 

 

Sin embargo, también llegan a Ixtapa-Zihuatanejo quienes toman un crucero con escala en este destino (la parada es de 5 a 10 horas, dependiendo de la empresa naviera). Precisamente, las compañías que hacen escala en esta bahía durante su programa anual de la Riviera mexicana son Carnival Cruise, P&O Cruises, Holland America Line, Princess Cruises y Norwegian Cruise Line, entre otras. Los cruceros anclan en la Bahía de Zihuatanejo y los pasajeros son transportados al muelle por “lanchas de desembarque”. Es una travesía corta y segura de aproximadamente cinco minutos. Pero también hay quienes llegan a Ixtapa-Zihuatanejo a bordo de un velero o yate privado, lo cual se tiene que notificar a la Capitanía de Puertos (que es la autoridad y policía portuaria). La Marina Ixtapa (marina privada), de 651 slips, ofrece servicios para veleros y yates de todos los tamaños. Su base está en el Canal 16 VHF Banda Marina y se brinda asistencia bilingüe. Es preciso decir que durante la temporada alta Zihuatanejo recibe un importante número de veleros y yates que requieren de anclaje dentro de la bahía (además, es mucho más económico que hacerlo en una marina).

Debido a que la bahía es relativamente pequeña (2.6 km de ancho), es necesario seguir las instrucciones de la autoridad portuaria referente a la posición en la que se autorizó anclar, pues hay que recordar que continuamente llegan cruceros y éstos necesitan suficiente espacio para realizar las maniobras de sus grandes trasatlánticos.

 

 

Actividades acuáticas... y más

Una vez instalados en la marina, los visitantes que llegan en sus yates podrán disfrutar de todos los deportes acuáticos: ski, viaje en paracaídas, esnorquel, jet-ski, viaje en banano, triciclos acuáticos, tablas de vela, kayak de mar y lagunas, surfing y muchos más, disponibles en Playa La Ropa, Playa Las Gatas, Playa El Palmar, Playa Quieta, Playa Linda y en la Isla de Ixtapa.

En cuanto a pesca deportiva, las especies más comunes son: marlin negro, marlin azul, atún y dorado. De hecho, Ixtapa ha sido designado como el segundo lugar más importante en el mundo en cuanto a pesca deportiva, y dentro del país es considerado el primero.

El destino se ha dado a conocer por sus torneos de clase mundial en cuanto a pesca deportiva. Por ejemplo, el torneo Zihuatanejo Annual International Sailfish Tournament se lleva a cabo el primer fin de semana de mayo.

 

 

Desde que estas aguas costeras alcanzan rápidamente una profundidad de mil brazas (1,828 m), la acción puede ocurrir en cualquier momento después de dejar el puerto. La emoción empieza a partir de los 5 a los 24 km costa adentro, ofreciendo calidad de pesca a los pescadores de caña. En Ixtapa hay más de 30 fabulosos sitios donde bucear, incluyendo espectaculares cañones submarinos, formaciones de coral, caballitos de mar y hasta barcos hundidos. Pero si en su mente están las palabras “aventura” o “deportes extremos”, hay sitios que ofrecen excursiones en bicicleta de montaña, salidas en kayak, rappel, exploración de cuevas, cabalgatas, observación de aves y otras especies animales, entre otras actividades.

Ixtapa cuenta con una nueva ciclopista que mide cerca de 8.5 km, cuyo recorrido se hace sobre el lindero de un cerro que colinda con un estero. A través de este recorrido se aprecia la flora y la fauna del lugar, por ejemplo de los cocodrilos que habitan en los manglares, de garzas, grullas, aves multicolores y la exuberante vegetación de la sierra guerrerense. En el mediano plazo se prevé la ampliación de esta ciclopista, a la cual se agregarán 10 km. En esa misma zona está el Parque Temático Ecológico Aventura, con vista a la Bahía del Palmar y un medioambiente tropical habitado por iguanas, tejones, conejos salvajes y venados.

 

 

Si se vive la pasión del golf, en Ixtapa-Zihuatanejo hay dos excelentes campos: Club de Golf Palma Real Ixtapa y Club de Golf La Marina, sede de importantes torneos nacionales e internacionales, por ejemplo el Canadian Tour. Club de Golf Palma Real Ixtapa es un campo de 18 hoyos diseñado por Robert Trent-Jones, bien mantenido y de estilo tradicional. Cuenta con club-house, tienda y restaurante. Club de Golf La Marina es un campo de 18 hoyos diseñado por Robert von Hagge, y también posee club-house, tienda y restaurante.

Adicionalmente, Ixtapa-Zihuatanejo se ha convertido en un lugar para realizar eventos y convenciones, doblemente placenteros por su amplia gama de posibilidades para cubrir las necesidades de cualquier compañía. Además de los hoteles que disponen de salones para este tipo de eventos, este centro turístico ya cuenta con un Centro de Convenciones que se localiza en las instalaciones del Hotel Azul Meliá, el segundo en el país con capacidad para 2,500 personas.

 

 

Infraestructura hotelera

De acuerdo con información de FONATUR, el CIP Ixtapa-Zihuatanejo ha registrado un crecimiento en su oferta de habitaciones turísticas, convirtiéndose en uno de los destinos turísticos de playa que más ha crecido en ese rubro, sin dejar de mencionar la puesta en operación de su Centro de Convenciones, el término de la urbanización de dos importantes desarrollos y el aumento en el arribo de turistas vía terrestre.

Antes de 2002 su ocupación hotelera fluctuaba entre 35 y 49 %, y en la actualidad registra ocupaciones promedio de 67 %, con el registro de más de 900,000 llegadas de turistas nacionales e internacionales. Por ejemplo, durante el año 2004 Ixtapa-Zihuatanejo registró un aumento de 8.39 % en la llegada de sus visitantes.

La franja hotelera tiene una extensión aproximada de 4.5 km, y el nombre de la playa donde se ubica es El Palmar. No obstante, hay que mencionar que Ixtapa es un destino en crecimiento, pues todavía hay lotes en venta para desarrollos residenciales y hoteles.

En total, la zona de playas se extiende en 6.5 km y los sitios más frecuentados por la riqueza de su fauna, la abundancia de sus rocas y riscos, así como por su rica variedad de corales, son: Contramar, Fandango, Godornias, Las Gatas y El Pango.

 

 

Al final de la avenida se encuentra la Marina de Ixtapa, con capacidad para más de 100 yates, un campo de golf, lujosos condominios y un andador con acogedores restaurantes de variadas especialidades, bares y centros nocturnos.

Algunos de los 56 restaurantes más famosos de Ixtapa-Zihuatanejo son: El Faro, El Galeón, La Sirena Gorda, La Casa que Canta, Lobster House, Carlos & Charlie’s, Señor Frog’s y Bogart’s. Éstos se encuentran en plazas comerciales, en hoteles, sobre las calles principales o en el Centro de Zihuatanejo. Ixtapa tiene varias discotecas en el área del bulevar, con música y ambiente para todos los gustos y sabores. Las más populares son Christine Club Ixtapa y Señor Frog’s. En Zihuatanejo está la disco Black Blull con música de bandas mexicanas estilo country, donde es bien visto ir con botas, pantalón vaquero y sombrero.

Muy cerca se encuentran Playa Linda y Playa Quieta, cada una con un hotel sobre sus orillas. En total, Ixtapa-Zihuatanejo cuenta con 5,000 lugares (entre cuartos, suites, bungalows y villas, estas últimas con operación tipo hotel). Cabe destacar que en Zihuatanejo es donde se encuentran algunos de los más famosos hoteles del concepto “hotel-boutique”, con servicios e instalaciones de súper lujo (como el Villa del Sol), algunos de ellos considerados entre los “100 mejores del mundo” por publicaciones especializadas. Actualmente Ixtapa cuenta con dos importantes desarrollos en los que FONATUR terminó su urbanización en 2003 y que se encuentran a la venta. Se trata de Contramar, con terrenos unifamiliares, condominiales y hoteleros, que tiene una sección denominada “Cantil”, con bellas vistas al mar, y el fraccionamiento Viveros, con terrenos unifamiliares, condominiales y comerciales, así como terrenos para escuelas y parques.

 

 

De compras

Ixtapa posee varios centros comerciales, todos interconectados por plazas y jardines, de tal forma que es muy difícil determinar dónde termina o empieza cada uno. Es el caso de Plazas Ixtapa, La Puerta, Los Patios, Galería, Flamboyant y, por supuesto, los locales comerciales que se encuentran en la Marina Ixtapa. En estos centros comerciales hay agradables y variados restaurantes, cafés, bares, boutiques, tiendas de ropa, abarrotes, farmacias, etc. Del otro lado de la avenida se encuentran lujosos hoteles de playa con sus típicos bares y restaurantes, así como sus 941 unidades de tiempo compartido.

En ambas partes del destino hay mercados turísticos de artesanías, con más de 200 locales en el caso de Zihuatanejo y más de 80 en el de Ixtapa. Estos mercados cuentan con una inmensa variedad de artículos y visitarlos significa llevarse un hermoso recuerdo y magníficos regalos. El de Zihuatanejo queda en la Av. Cinco de Mayo (cerca del muelle principal) y el de Ixtapa sobre el bulevar.

Petatlán, una ciudad a 25 minutos de Ixtapa-Zihuatanejo, tiene un importante mercado de alhajas enfrente de su iglesia, donde los artesanos venden piezas labradas en oro de 12, 14 y 18 kilates a precios por debajo de su valor promedio comercial. Gracias a esto se puede ahorrar de 10 a 15 %.

 

 

Texto: Araceli Cano ± Foto: Lia Rueda, Mario Ramírez, FONATUR, Ixtapa-Zihuatanejo.

e-max.it: your social media marketing partner