Una simbiosis perfecta

Con una edición limitada de cien piezas en sus versiones de platino, oro blanco y oro rosa, se presenta el Portugués Regulador de IWC, que se ve ahora ennoblecido con un torbellino el cual por estar soportado sólo por un lado, al ser observado se puede apreciar sin impedimentos la gran belleza y la fascinación mecánica del escape dentro de este diminuto torbellino.   

El Portugués Regulador, con cuerda manual y manecillas de horas, minutos y segundos separadas espacialmente que recuerdan al padre de los relojes mecánicos de precisión, asciende ahora a la categoría suprema con una edición limitada. Así, un solo reloj reúne dos desarrollos técnicos que estaban ambos al servicio de la medida precisa del tiempo.   

De esta manera IWC presenta el torbellino, esta hermosa complicación, que solamente puede ser realizada por maestros relojeros, y para la edición especial limitada del Portugués Regulador Tourbillon, con caja de 43 mm de platino, oro blanco y oro rosa, se ha concebido una esfera de nuevo diseño. A diferencia de los reguladores “anteriores”, los contadores separados para las horas y los segundos tienen un recubrimiento de rodio que los resalta discreta y óptimamente.

 

   

De igual forma las horas se indican con cifras romanas. El torbellino de minutos, dispuesto en las 9 horas, forma un marco óptico ideal junto con las dos esferas interiores para horas y segundos y se ha conferido a la manecilla de los minutos una forma más robusta que armoniza perfectamente con el diseño clásico de la esfera.

Sin duda los afortunados poseedores de un Portugués Regulador Tourbillon, podrán disfrutar de esta maravilla de la relojería de esta casa suiza, que nos sigue sorprendiendo con piezas que llegan a la perfección en la medición del tiempo.  

 IWC International Watch & Co. continua escribiendo la historia de la relojería desde la localidad suiza de Schaffhausen, donde fue fundada en 1868 por el relojero norteamericano Florentine Ariosto Jones.    Este, introdujo máquinas y procedimientos que entonces no eran usuales en Suiza y que pronto dieron fama a la empresa por sus sólidos y precisos relojes de bolsillo. Los relojes IWC Portugués, junto a los Mark, los Ingenieur y los Portofino, han logrado que la marca de Schaffausen alcance el prestigio que hoy ostenta. Esta serie conmemora los éxitos y descubrimientos de los navegantes portugueses.   

El reloj Portugués Chrono-Automatic seguramente sea el más representativo y conocido de la serie, sin olvidar el Portugués F.A.Jones, el Portugués Perpetual Calendar, el Portugués Automatic, el Portugués Minute Repeater o el Tourbillon Mystére

 

Texto: Rafael Luna Grajeda ± Foto: IWC.

e-max.it: your social media marketing partner