La colección Alpine Eagle de Chopard se amplía con la incorporación de un cronógrafo con función flyback dentro de una caja de 44 mm de diámetro.

Bajo el nombre Alpline Eagle XL Chrono, el nuevo modelo está disponible en tres diferentes versiones, cada una inspirada en la fuerza del águila y la belleza de los Alpes; fabricados completamente en los talleres de relojería de Chopard, resultan ser una clara artesanía que rinde homenaje a la naturaleza.

Cuenta con una autonomía de 60 horas de reserva de marcha y otras innovaciones técnicas que le han valido a la relojera el registro de cuatro patentes. Primero, está provisto de un sistema de engranaje unidireccional que evita las pérdidas de energía, al tiempo que garantiza una carga rápida.

Además, su sistema de embrague vertical garantiza un arranque preciso de la medición de los tiempos. Por otro lado, al ser del tipo flyback, permite el cronometraje de los tiempos cortos de vuelo, gracias a tres martillos pivotantes que facilitan la puesta a cero de los contadores.

Finalmente, el volante Variner incorporado aporta una marcha estable al movimiento, compensando las variaciones de inercia durante todo el tiempo de uso del reloj.

 

 

e-max.it: your social media marketing partner