Desde muy pequeño he sentido una gran pasión por los encuentros cercanos con animales peligrosos. Esta pasión me llevó por más de diez años a enfrentar a cuerpo limpio, sin el uso de alguna protección, a más de 600 toros bravos. Y fue aquí, en mis años como forcado, donde he logrado adquirir la serenidad y temple que hoy en día me ayuda a estar cerca de los tiburones, en distancias que me permiten lograr fotos únicas.

Comencé a bucear hace más de 15 años y hace más de cuatro cuando comenzó mi afición a la fotografía subacuática. Ahora, esta pasión me pone un reto en mi vida, el fotografiar sin el uso de jaulas a los que se les considera “los diez tiburones más peligrosos del mundo”.

¿Por qué sin el uso de jaula?

Con esto quiero probar que los tiburones son depredadores incomprendidos, a los que se les ha etiquetado erróneamente con la marca de asesinos sin serlo, ya que la mayoría de ataques que se regis- tran a humanos son causados por confusión de iden- tidad. Los tiburones al carecer de manos, usan sus mandíbulas para ver y probar qué es lo que somos.

 

 

En peligro de extinción

Una de las principales causas en la actualidad que pone en peligro a las poblaciones de tiburones es la creciente demanda de sopa de aleta de tiburón, considerada un plato exquisito en algunos países, se les saca del agua sólo para cortarles las aletas cuando aún están vivos y después se les devuelve al mar, donde les espera una lenta muerte.

No obstante, la amenaza más grave es la pesca comercial. Millones de tiburones son sacrificados cada arto por su carne, hígado (grasa), cartílagos, mandíbulas, dientes, órganos internos, piel y. sobre todo, por sus aletas.

¿Cuánto tiempo llevará este proyecto?

Debido a las grandes distancias que hay que recorrer, al tiempo que tengo que pasar en cada lugar, a lo difícil que es vera algunos de estos tiburones y a que las temporadas para peder observar a estos escualos son muy cortas, te- nemos estimado un tiempo de tres artos para finalizarlo.

 

Primer viaje: Tiburón Tigre

Tiger Beach, Bahamas, está ubicado 25 millas al noreste de West End en la Gran Bahama, en Little Bahama Bank. El objetivo principal es fotografiar al “Tiburón Tigre”. El puesto que ocupa entre los más peligrosos: tercero.

El nombre se debe a que, como el gran felino de Asia, este tiburón tiene una serie de rayas oscuras transversales en el dorso y en los costados, que tienden a difuminarsecon la edad.

El resto del cuerpo es gris o azul-verdoso claro, siendo sustituido por el blanco en la cara y la zona ventral. La nariz es chata y la cabeza presenta una forma rectangular, con una boca grande.

Los ojos son grandes y circulares y los orificios nasales alargados y muy adelantados. Los dientes son g randes y afilados, provistos de bordes fuertemente aserrados.

 

 

El tiburón tigre es un depredador solitario y predominantemente nocturno, que ataca a todo tipo de presas, desde peces óseos y calamares a rayas y otros tiburones, pasando por gasterópodos, crustáceos, serpientes marinas, tortugas marinas, cocodrilos, aves y mamíferos marinos (marsopas, delfines, cetáceos, etc.)

Estos tiburones se encuentran en aguas tropicales y subtropicales de Oceanía y el sureste asiático, llegando por el norte a Japón y por el sur hasta Nueva Zelanda. Habita también en aguas costeras de todo el Océano índico, el Golfo Pérsico y el Mar Rojo.

En América se le encuentra en la costa del Pacífico, desde el sur de California hasta el norte de Chile (incluidas varias islas como las Revillagigedo y las Galápagos), y en el Atlántico, desde el Río de la Plata hasta Nueva Inglaterra, siendo particularmente abundante en el Caribe y el Golfo de México.

 

La expedición

Después de 10 horas de travesía, amanecimos en West End en la Gran Bahama. Los tiburones tigre se presentaron muy pronto, y sin pensarlo dos veces, nos preparamos para entrar al agua.

Una vez en el fondo, nos empezaron a rodear más de 20 tiburones Limón de más de dos metros. Al principio, parecía aterrador, pero con el tiempo nos sentimos un poco más cómodos, ya que no mostraban interés en nosotros.

 

¡Espectacular!

De repente los limones se abrieron y una silueta de un tiburón más grande con rayas en el dorso como la de un tigre de la India hizo su aparición: el primer “Tiburón Tigre” ¡Era espectacular!

A diferencia de los Tiburón Limón, con éste no nos sentimos cómodos en ningún momento, ya que más de una vez se acercaba golpeando la cámara.

Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo, llegó una impresionante hembra de más de ¡cuatro metros!, era del tamaño de un tiburón blanco. Fueron dos días en que llegamos a estar rodeados por más de cuatro tiburones tigre al mismo tiempo.

Al terminar el último buceo, tristemente comenzamos a empacar todo el equipo para regresar a casa, eso sí, con una sonrisa por haber logrado el primer paso en el proyecto de “fotografiar a los 10 tiburones más peligrosos del mundo”. 

 

 

Texto: Gerardo del Villar ± Foto: Gerardo del Villar

e-max.it: your social media marketing partner