Spanish Chinese (Simplified) English French Japanese Portuguese

La guerra contra la caza furtiva

Botsuana es considerado uno de los países líderes en cuanto a sus esfuerzos de conservación. A lo largo de los años, ha luchado activamente contra la caza furtiva promoviendo la preservación de especies amenazadas y en peligro de extinción, particularmente de rinocerontes blancos y negros, elefantes y los grandes felinos, que son constantemente cazados gracias al comercio ilegal de vida silvestre. Existe una gran demanda de cuernos de rinoceronte, colmillos de marfil de elefante, además de las pieles y órganos de los felinos en el mercado negro de Asia oriental; esto ha motivado a los cazadores furtivos a entrar en áreas protegidas para cazar cientos de especímenes al año. Afortunadamente, varias organizaciones están haciendo lo posible para ayudar, estableciendo fondos y creando conciencia sobre la importancia del bienestar de la vida silvestre.

 

 

Botsuana prohibió la caza comercial en 2014, y muchos escuadrones contra la caza furtiva, entrenados para el combate y comprometidos con la protección de la vida silvestre, patrullan la sabana. Sin embargo, estos escuadrones han sido el centro de controversia y de serias disputas entre Botsuana y Namibia, en particular, debido a la violencia y las muertes que han resultado de los encuentros entre los cazadores furtivos de Namibia y los escuadrones de Botsuana. Recientemente, el gobierno prohibió el uso de armas  en dichos escuadrones para evitar conflictos a futuro.

La caza ilegal sigue siendo una epidemia, y aún hay mucho por hacer. Recientemente, cerca de 90 elefantes fueron asesinados por sus colmillos cerca del área protegida del Okavango. En años anteriores, Botsuana contaba con un récord de muertes de elefantes mínimo que no alcanzaban los 40 especímenes al año. Este incidente demuestra que el comercio ilegal de vida silvestre es un problema creciente, especialmente porque Botsuana tiene la mayor concentración de elefantes en el mundo, con 160,000 individuos. Organizaciones como Elephants Without Borders (EWB) están dedicadas a la investigación y protección de la especie. Realizan censos de la población de elefantes, investigaciones sobre su comportamiento, protección de su hábitat y esfuerzos de conservación.

 

 

 

http://elephantswithoutborders.org/donate/

 

Mientras tanto, los rinocerontes han luchado y apenas han sobrevivido sus propias batallas. En el siglo pasado, el número de poblaciones de rinocerontes ha disminuido drásticamente, y los rinocerontes negros fueron declarados extintos en Botsuana a principios de los 90. Tanto los rinocerontes blancos como los negros han sido reintroducidos en la región de Okavango, y están prosperando a pesar de su reducido número. Pero los cuernos de rinoceronte son muy codiciados porque se cree que contienen poderosas propiedades curativas contra enfermedades mortales como el cáncer, y aún son víctimas de la caza periódicamente. Las leyes en Botsuana establecen que un cazador furtivo, si es atrapado, podría recibir una sentencia de hasta 15 años en prisión y pagar una multa de 100,000 pula. Una de las razones por las que Botsuana ha tenido éxito contra la caza furtiva es porque tiene cero tolerancia contra los agresores.

A finales del mes pasado, el Duque de Sussex, el Príncipe Harry, viajó a Botsuana para asistir a la reunión general anual de Rhino Conservation Botswana en Maun para apoyar la organización benéfica como patrocinador. En 2016, antes de ser nombrado patrocinador de la organización, viajó a Botsuana para ayudar a Map Ives, ex director ambiental de Wilderness Safaris Botswana, en una operación para implantar dispositivos de rastreo electrónico  en los rinocerontes negros, que están catalogados como en peligro crítico.

 

 

 

 

 

https://www.rhinoconservationBotsuana.com/

 

Pero los animales que viven libremente en la sabana africana tienen otros factores de los que preocuparse, los cuales amenazan constantemente su supervivencia. El cambio climático causa cada vez más daño en el ecosistema anualmente. Las sequías duran más tiempo, el delta del Okavango se seca más rápido, lo que resulta en escasez de agua tanto para la vida silvestre como para la población humana, y cuando llueve, las tormentas y los vientos son cada vez más destructivos. Con el paisaje sufriendo la transformación climática, la agricultura enfrenta dificultades, y la pobreza ha sido denominada la mayor causa del comercio ilegal.

Es por eso que el gobierno ha trabajado para crear soluciones sostenibles y esfuerzos contra la pobreza, con mejor infraestructura, agricultura responsable y ecoturismo. La intervención humana también es una dificultad. El sobrepastoreo es un problema creciente, y los granjeros han envenenado a un sinnúmero de leones y leopardos para proteger a su ganado. Es por eso que es importante difundir conocimiento sobre estas especies entre la población y así crear un esfuerzo comunitario para ayudar a que el ecosistema se recupere por el bien de todos los habitantes de un país entero.  

 

 

 

 

 

 

https://www.africanparks.org/

https://www.wcs.org/

https://www.awf.org/country/Botsuana

Texto: Ashanti Rojano ± Foto: wallhere / TAMMIE MATSON / THE INDEPENDENT / INDEPENDENTPXHERE / OAKLAND ZOO / GETTY / ROUND DRIVER / TASAFARIS

e-max.it: your social media marketing partner

Este artículo fue publicado en: