El legendario río Danubio es más que un cuerpo de agua. Es el segundo río más grande de Europa; abarca 2,850 km y diez países. Comienza su recorrido en el Bosque Negro en Alemania, fluye hacia Austria y Eslovaquia, divide Hungría y Croacia por la mitad, limita con Serbia, Rumania y Bulgaria, apenas toca a Moldavia, y finalmente desemboca en el mar negro en Ucrania. Ya sea por su gran importancia histórica, o que ha inspirado a innumerables escritores y poetas a intentar capturar su esencia en palabras, o debido a su fuerza indomable, que alcanza un flujo máximo de 10,000 m3 por segundo, el Danubio se ha vuelto legendario para muchas razones.

Durante los últimos milenios, el río ha sido de suma importancia para estos diez países y por diversas razones. En el siglo séptimo, los griegos lo utilizaban con fines comerciales y para viajar a otras regiones. Más tarde, durante el Imperio Otomano y el Sacro Imperio Romano, el río se usó principalmente como sistema de defensa, y se construyeron varias fortalezas en las orillas. Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos barcos alemanes fueron hundidos para evitar ser capturados. Finalmente, Hungría reconoció su potencial para el comercio y comenzó a intercambiar bienes con otros puertos, estableciendo la importancia económica del río que prevalece hasta el día de hoy. La pesca, la hidroelectricidad, el transporte y el riego son algunos de sus usos más importantes. Más de 20 millones de personas dependen de él para abastecerse de agua.

 

 

El turismo ha sido una gran parte del papel económico del río. Hay innumerables tours en crucero disponibles para cualquiera que desee pasar un momento de relax, visitar algunas de las ciudades europeas más importantes como Viena, Budapest, Praga, Colonia, Ámsterdam, Bratislava y más, mientras navega por el Danubio.

Los turistas y entusiastas de la naturaleza también disfrutan visitando el Delta del Danubio, en Rumania, hogar de 5,000 especies de animales y plantas. La UNESCO lo designó como Patrimonio de la Humanidad en 1991 debido a su importancia para la sostenibilidad como Reserva de la Biosfera. Con 300 especies de aves, el delta es también un paraíso para la observación de aves. Entre Serbia y Rumania encontramos las Puertas de Hierro, el tramo más ancho del río que abarca 133,5 km. Este lugar ofrece algunas de las vistas más panorámicas del Danubio.

 

"Una cadena montañosa, atravesada desde la base hasta la cumbre, una garganta de cuatro millas de largo, amurallada por elevados precipicios; entre sus vertiginosas alturas, el gigantesco río del Viejo Mundo: el Danubio."
- Mór Jókai

 

El río ha sido una figura muy presente en la literatura, las artes y la música. Lo encontramos como la pieza central en el Danubio de Claudio Magris (1986), una colección de historias que giran en torno a éste, considerada una lectura imprescindible si planea visitarlo. Johann Strauss II compuso el vals  El Danubio azul en 1866 y se ha convertido en una de las piezas clásicas más exitosas de todos los tiempos. El célebre autor Hans Christian Andersen escribió poemas, historias y pasajes sobre sus experiencias con el río, que incluye “El paso del Danubio”, en Bazar de un Poeta (1846). El poeta húngaro József Attila escribió “Por el Danubio” sobre su infancia y la aparente atemporalidad del río. The Danube Exodus, del cineasta húngaro Péter Forgács, es también una película importante para la historia del holocausto. Sigue a un grupo de judíos austriacos justo antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial mientras avanzan en dos barcos a lo largo del Danubio para llegar a Palestina y escapar.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo cada período ha inspirado a los artistas a crear piezas hermosas que hacen reflexionar y que han desafiado el tiempo y el espacio, tal como lo ha hecho el río. El Danubio se formó a lo largo de 10,000 años, pero su historia y su fuerza cultural permanecen, y por eso es uno de los ríos más importantes de Europa.  

 

 

 

Texto: Donovan White ± Foto: WALLHERE / MAS EUROPA / S2 BEST

e-max.it: your social media marketing partner