El cronógrafo de regata Rolex Oyster Perpetual Yacht Master II es una invitación al ensueño. Audaz, elegante, este reloj abre nuevos horizontes al arte relojero. El objetivo de esta pieza de arte es llegar a manos de patronos experimentados, así como de aficionados de náutica. Es fruto de la relación privilegiada que Rolex siempre ha mantenido con el mar y la vela, nacido para resistir el agua y compenetrarse en el mundo marino.

El Yacht Master II es un profesional de su campo y es el primer reloj dotado de un dispositivo de cuenta atrás con memoria mecánica programable, que permite programarlo en función de la duración de la cuenta atrás de cada regata.

 

image Ampliar
 
 
 

Este nuevo ingenio de relojería, fruto del buen hacer relojero de Rolex y de la integración vertical llevada a cabo por la compañía desde hace 10 años, se caracteriza por la interacción entre mecanismo y diseño, que hace del Yacht Master II una creación totalmente innovadora, un reloj de nueva generación.

Las distintas funciones de esta obra maestra Oyster profesional han sido diseñadas para un manejo sencillo y con una sola mano. El Yacht Master II está equipado con un nuevo mecanismo, el calibre 4160, enteramente concebido y realizado por Rolex, compuesto por 360 piezas.

Lleva un espiral Parachrom azul con una curva Breguet, hasta 10 veces más resistente a los golpes e insensible a los campos magnéticos. Esta innovación de Rolex confiere al reloj un excelente resultado cronométrico, certificado por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC).

Su caja tallada en una sola pieza, de oro amarillo o blanco de 18 quilates, tiene un diámetro de 42,6 mm y está equipada con una corona de remontuar Triplock protegida por dos salientes. La caja tiene pulsadores a ambos lados de la corona de remontuar y su hermeticidad está garantizada hasta 100 metros.

El Yacht Master II indica la hora y los minutos en el centro con el segundero a seis horas. El contador de la cuenta atrás, situado entre los índices 8 h y 4 h, y el segundero de la cuenta atrás (aguja roja en el centro) sirven para leer cuánto falta hasta la salida de la regata. Finalmente, lleva un brazalete Oyster pro visto de un cierre Oysterlock con una lámina de extensión rápida Easylink. 

 

image Ampliar
 
 

Texto: Rafael Luna Grajeda ± Foto: Cortesía de Rolex

e-max.it: your social media marketing partner