Una temporada llena de contrastes; por una parte, los diseñadores con temas sumamente discretos muy bourgeoise chic classique y por otra, el style punk, rebelde, gótico. Es la forma en la que expresan el estilo de vida actual, celebran la espontaneidad de hoy, en lugar de crear un ideal imposible de lo que debería ser.

Las tendencias barrocas y vintage se mezclan, todo conserva los ingredientes de antaño. Perlas, diamantes y cadenas para los accesorios, formas de cubo o alforjas en los sacos. Contra todo lo que se esperaba el cuero y el negro están presentes esta temporada.

Colores neón, brillan en la obscuridad para llamar la atención y crean la reacción de obligar a verlos. El estilo night-club Studio 54, los años 70 y 80 no faltan. Las pieles de oveja o falsas pieles, para no romper con la ecología, no pueden faltar este invierno.

Esta temporada, tendencia de neón, plumas, brillos, cortes asimétricos suavemente curvados y contorneados.

 

 

Estilos burgueses, refinados. Jersey con blazer, pantalones con pliegues, seda... lo importante es combinar looks coherentes con cortes adecuados.

 

 

Adoptar un look unisex, moda hasta cierto punto gótica, diseños andróginos, abrigos casi al ras del suelo, los hombros en cuadrado, afilado o voluminoso.

 

 

Texto: Amura ± Foto: CORTESÍA DE LAS MARCAS

e-max.it: your social media marketing partner