Elixir de guerreros y hombres con clase

La ginebra es un destilado de cereales aromatizado con bayas de enebro (juniperus comunis), y su nombre proviene de la palabra holandesa genever que significa enebro.

Su origen se remonta al siglo XII, cuando monjes italianos crearon esta bebida como medicamento para combatir la peste bubónica. El genuino nacimiento de la ginebra se atribuye al profesor de medicina holandés Sylvius, que en el siglo XVII fue el precursor de macerar en alcohol las bayas de enebro, conocidas desde la antigüedad por sus virtudes diuréticas.

En el año de 1575, el aqua juniperi fue embotellada por primera vez, cuando el fabricante holandés Ervin Lucas Bols creó su famosa marca, existente todavía en la actualidad. Y aunque los holandeses fueron sus creadores, los ingleses han sido sus mayores difusores, convirtiéndose así en su bebida nacional. De hecho, los británicos conocieron la popular bebida durante la Guerra de los Treinta Años, bautizándola como “coraje holandés”, por el ánimo que infundía en el campo de batalla.

En Gran Bretaña, se popularizó tanto el consumo y su destilación ilegal, que llegó a generar revueltas y borracheras generalizadas, hasta que la subida de impuestos impulsó -en la capital británica- la creación de un estilo más seco y de mayor calidad, conocido como London Dry Gin. El inventor de este elixir fue el farmacéutico inglés, James Burrough, creador de una fórmula magistral en 1895, y cuya ginebra es la altamente reconocida Beefeater, inspirada en los famosos guardianes de la Torre de Londres.

 

 

El principal orgullo de los productores de ginebras es el número de botánicos que intervienen en su elaboración, originariamente entre cinco a seis; no obstante en la actualidad, algunas poseen hasta veinte ingredientes. Por botánico debemos entender a las distintas plantas, hierbas, especias y frutas que realizan su maceración con alcohol neutro al cual ceden sus aromas, y en el que es imprescindible la composición de bayas de enebro, de carácter resinoso.

 El Gin Tónic, es seguramente uno de los cocteles más populares, debido a su elaboración e ingredientes básicos. Su nacimiento no habría podido ser posible sin el alemán Jacob Schweppes, a quien se le ocurrió añadir quinina en la soda. Hoy, el Gin Tónic ha resurgido como una de las bebidas más modernas y espectaculares de los diferentes bares del mundo. Actualmente, las mejores tónicas son las que despuntan en sabores y aromas cítricos, por ejemplo: Fever Tree, 1724 y Fentimans, entre otras.

Del 26 de Junio al 13 de julio, La Europea -líder en vinos, destilados y productos gourmet- impulsa a nivel nacional, en sus 50 tiendas; el mundo del Gin Tónic. Para descubrir este vasto mundo del gin, sigue el festival en la página web laeuropea.com.mx y en sus redes sociales. ¡Para no perdérselo!

Texto: La Europea ± Foto: La Europea

e-max.it: your social media marketing partner