Pasión por las Artes

Visitar la Peggy Guggenheim Collection en Venecia, nos transporta a una escena de película de los años cincuenta, o a un fragmento del barroco italiano. Más allá de las cualidades del Palazzo Venier dei Leoni, o de la historia que rodeó la vida de mecenazgo de Peggy Guggenheim; el profesionalismo de su equipo actual, ha hecho de esta colección una de las más coherentes de todos los tiempos. European Art: 1949-1979 | Marion R. Taylor: Paintings, 1966-2001 y Masters Of The Avant-Garde: Miró, Mondrian, Calder and the Guggenheim Collection dan cuenta de ese carácter, y tocan dos periodos fundamentales en la historia del arte del siglo XX, es por ello que nos complace presentarlas a continuación.

 

 

European Art: 1949-1979 |

Marion R. Taylor: Paintings, 1966-2001

La Peggy Guggenheim Collection de Venecia presenta la muestra European Art: 1949-1979 | Marion R. Taylor: Paintings, 1966-2001, del 29 de febrero al 6 de mayo de 2012. La exposición curada por Philip Rylands, es un deleite para los amantes del arte europeo de la posguerra, abarcando un periodo de treinta años (de 1949 a 1979), fechas en las que Peggy Guggenheim vivió en el Palazzo Venier dei Leoni, sede actual del museo que lleva su nombre. Ésta es pues una exposición que revisa esa labor de coleccionista que la llevaría a legar sus tesoros para que las futuras generaciones pudieran apreciarlos. Además, la muestra explora obras que fueron adquiridas por la Fundación Veneciana desde la muerte de Peggy. En el recorrido se pueden apreciar esculturas de Germaine Richier, Tony Caro o Brian Hunt, al igual que los famosos “lienzos agujerados” de Lucio Fontana, obra de Pierre Alechinsky, Eduardo Chillida y Josef Albers. 

Destaca la pintura y la escultura de Alberto Giacommetti y Marino Marini con las que abre la muestra. Pero también son importantes las salas en las que se analizan los artistas italianos –y venecianos– con los que convivió Peggy Guggenheim durante la década de 1950, como Edmondo Bacci o Pizzinato. De la misma década resaltan los ejemplos británicos como Ben Nicholson o el mismo Francis Bacon. Se ha destinado un espacio para el movimiento CoBrA, y las diferentes exploraciones visuales y estéticas de la posguerra europea.

 

 

 

 

Una sección final ha sido consignada para rendir tributo a la artista norteamericana Marion Richadson Taylor, cuyo legado va desde el abstraccionismo hasta las exploraciones cubistas y muchas otras experimentaciones visuales que la sitúan en una vertiente del eclecticismo.

Sin duda esta muestra es la mejor forma de aproximarse a los treinta años que Peggy Guggenheim vivió en su amado Palazzo Venier dei Leoni, y a su vasta colección, es un vistazo completo al arte europeo de la segunda mitad del siglo XX y a sus protagonistas.

 

 

Masters Of The Avant-Garde:

Miró, Mondrian, Calder and the Guggenheim Collection

ARCA, Chiesa San Marco, abierta en 2007 es un espacio de exposición de vidrio y metal que se localiza en la antigua iglesia de San Marcos, Vercelli. Además de los frescos restaurados, el espacio ha mostrado obras maestras de alto perfil, entre ellas la exposición Masters Of The Avant-Garde: Miró, Mondrian, Calder and the Guggenheim Collection (3 de marzo – 10 de junio de 2012), y curada por Luca Massimo Barbero. Ésta es la quinta muestra planificada para este espacio, por parte de la Peggy Guggenheim Collection, contiene 30 obras de arte que analizan la carrera de Joan Miró, Piet Mondrian y Alexander Calder. La exposición es un verdadero festejo para los conocedores y neófitos. 

Joan Miró (España 1893-1983) ha sido una de las figuras más importantes del Surrealismo, y es considerado uno de los pintores más impecables de aquella vanguardia. Se movió en la tendencia simbólica del Surrealismo. En 1942 tuvo su primer contacto con la Peggy Guggenheim Collection, resultando una relación fructífera que ha llegado a nuestros días con piezas como las que se exponen en esta oportunidad. 

Sin Piet Mondrian (Países Bajos 1872-1994) el arte abstracto hubiera sido otro. Su trazo, los colores, y la calidad artística de su obra lo colocan como figura líder de ese movimiento, al igual que miembro fundador del grupo De Stijl (1917). Compartió con Kandinsky la idea de las bases espirituales y metafísicas en el arte. Sus piezas geométricas con el uso de colores primarios son inconfundibles, las cuales han servido como inspiración a muchas áreas de la cultura visual contemporánea.

 

 

 

 

 

Finalmente Alexander Calder (EUA 1898-1976) es un nombre fundamental en la cultura contemporánea. Sus esculturas móviles y su preocupación por el espacio han hecho que sus piezas trasciendan su tiempo. Limitó su paleta a los colores primarios, al igual que lo hiciera Mondrian, por una búsqueda semejante en la pureza del color como medio de expresión mismo, pero compartió con Miró el placer por las formas orgánicas, esta vez en escultura. 

La unión entre los tres creadores va más allá de lo meramente superficial y se coloca en la historia del arte del siglo XX.

La Peggy Guggenheim Collection se dedica al estudio del arte moderno y contemporáneo. Localizada en Venecia, ha llegado hasta nuestros días como un ejemplo en el apoyo a los creadores y sus obras. Peggy Guggenheim (EUA 1898–1979) fue una de las más activas mecenas del siglo XX, descendiente de la dinastía Guggenheim. Su padre murió durante el hundimiento del Titanic, lo cual añadió un toque de misticismo a su vida. Peggy vivió entre intelectuales y artistas de la primera mitad del siglo pasado. Entre sus más entrañables amigos y protegidos destacan Constantin Brancusi y Marcel Duchamp. Su labor durante los años previos a la Segunda Guerra Mundial y en el transcurso de la misma, marcaron una de las carreras más desinteresadas que consiguieron preservar un incalculable legado artístico que de otra forma no hubiera sobrevivido. 

Peggy Guggenheim regresó a Europa en 1947, y en 1949 adquirió el Palazzo Venier di Leoni, en el Grand Canal de Venecia, ahora sede de su colección y museo, aunque durante los 30 años que vivió en él, sólo lo abrió al público durante el verano. No fue sino hasta 1980 cuando el museo comenzó a funcionar como se conoce actualmente. El Palazzo Venier dei Leoni comenzó a construirse alrededor de 1750 por el arquitecto Lorenzo Boschetti, es un palacio inconcluso.

 

 

 

Texto: AMURA ± Foto: AMURA

e-max.it: your social media marketing partner