Descubridor de “la tierra verde”

 

“No estoy llamado a descubrir más países que éste en que ahora vivo. Aquí ha terminado el viaje, para mí al menos”.
- Saga de Thorfinn Karlsefni y Snorri Thorbrandsson (Saga de Erik el Rojo).

 

Groenlandia fue descubierta por el vikingo Erik el Rojo hacia el 982 d.C., cuando obligado a un exilio de tres años por crímenes cometidos, decide, como ya hiciera su padre por idéntico motivo, huir de Noruega a Islandia, y emprender desde ahí, la ruta hacia el oeste; dado que, desde la Edad Media, los marinos islandeses tenían conocimiento de la existencia de la isla.

Erik (llamado Erik Thorvaldsson, pero apodado el Rojo por el color de su pelo y barba, así como por su temperamento), explora la costa suroriental groenlandesa durante los tres años de su exilio, descubriendo toda una zona de fiordos libres de hielo y con abundante pasto para el ganado. De este modo, una vez acabado su exilio, vuelve a Islandia y convence a cerca de 500 hombres para acompañarle en la colonización de los nuevos territorios, los cuales denominó Green Land, Tierra Verde, con el propósito de inspirar la imaginación de los nuevos colonos, si bien, lo más probable haya sido que en aquella época los territorios visitados por Erik fueron efectivamente una Tierra Verde.

Así, en el año 986, se embarcaron 25 navíos que partieron desde Islandia cargados de colonos, materiales de construcción, ganado, semillas... necesarios para la colonización. Debido a una serie de desgracias, sólo 14 naves consiguieron llegar a Groenlandia. El punto de desembarco fue Brattahlí... (Brattahlid, “ladera inclinada”, hoy en día Qassiarsuk) situada al fondo del hoy denominado

Eiriksfjord. Una parte del grupo continuó costeando hacia el oeste, dando nombre a todos los fiordos a su paso según los miembros, y formando un segundo asentamiento en la actual Nuuk, el Asentamiento Occidental. En dos sagas islandesas, Saga de Erik el Rojo y Sagas de los Groenlandeses se recogen los acontecimientos ocurridos a los vikingos durante la colonización de la isla.

Durante la primera parte de su estancia, los vikingos se beneficiaron de una época con un clima especialmente cálido, lo que contribuyó a su expansión (llegaron a ser 5,000) y a la buena marcha de la agricultura y la ganadería. Anualmente llegaban a la isla uno o dos barcos procedentes de Noruega o Islandia, con los que mantenían relaciones comerciales bastante beneficiosas, ya que en Europa eran muy apreciados los colmillos de morsa, las pieles de oso polar o el cuerno de narval, y a cambio de los cuales obtenían materiales de construcción y artículos de difícil acceso en la isla como el vino.

 

 

Amura, AmuraWorld,AmuraYachts,Groenlandia,Erik el Rojo, Estatua de Leif Eriksson, “el afortunado”, cuidando su territorio. Estatua de Leif Eriksson, “el afortunado”, cuidando su territorio.

 

Hacia el año 1,000 d.C, en un viaje a Noruega del hijo de Erik, Leif Eriksson, el rey le encargó llevar la religión cristiana a Groenlandia, convirtiendo a su madre, entre otros. Thjodhilde exigió a su marido Erik la construcción de una iglesia para sus “ritos” pero este, que aún permanecía fiel a sus dioses nórdicos, se negó. Ella le presionó mediante la abstinencia sexual en tanto no construyera la iglesia, a lo que Erik finalmente cedió y construyó la primera iglesia de la cristiandad de América en Bratthalid, de la que hoy aún pueden verse los cimientos, así como una reconstrucción realizada con motivo del milenario del descubrimiento de América por los vikingos.

Según las sagas, Bjarni Herjólfsson un mercader islandés que hacía la ruta comercial entre las islas de Islandia y Groenlandia, perdió su rumbo en una ocasión, llegando a observar un territorio más al oeste de las costas groenlandesas. Éste cuenta su viaje a Leif Eriksson, quien decide explorar las costas con más detalle. Si bien Erik el Rojo iba a acompañar a su hijo, al ir a embarcar se cayó del caballo y ello le impidió formar parte del descubrimiento de las tierras americanas. Leif Eriksson pisa por primera vez tierra americana, dando nombre a las áreas descubiertas: Helluland (“Tierra de las piedras planas”, Baffin Island), Markland (“Tierra de los bosques”, Península del Labrador) y Vinland (“Tierra de las uvas”, Terranova o Quebec según las fuentes) donde establece el asentamiento de Leifbundir. Este asentamiento no duró mucho tiempo debido a las continuas disputas por los favores de las pocas mujeres del asentamiento y a los enfrentamientos con las tribus locales. Tras el abandono del asentamiento se continúan haciendo rutas a Markland para el abastecimiento de madera y el último viaje lo realizaron en torno al siglo XIV.

 

 

 

Descendientes de EriK el Rojo en Groenlandia

Erik y su esposa Thjodhilde tuvieron cuatro hijos: una hija, Puríör Eiríksdóttir y tres varones, Leif Eriksson, Thorvald y Thorsteinn. De otro matrimonio tuvo una hija, Freydís Eiríksdóttir.

Leif Eriksson es conocido como el primer europeo en viajar a América del Norte y en Brattahli One, una de las áreas donde se asentaron los nórdicos, conocida hoy por su nombre actual Qassiarsuk, se ha erigido una estatua en su memoria; apoyado contra una pesada hacha de batalla, mira hacia el fiordo de Eric, llamado así por su padre. El famoso vikingo Eric el Rojo y Leif parecen vigilar a la comunidad mientras al mismo tiempo miran inquietos hacia el horizonte.  

 

Texto: Alejandra Cañedo ± Foto: Mads Pihl - Visit Greenland / Anciente Edu / Nautica News.

e-max.it: your social media marketing partner