A finales del año 2018, el mundo sonrió con la noticia de que la población de Gorilas de Montaña (Gorila beringei beringei), había aumentado por encima de los 1000 ejemplares. En 1978 solo existían 285 individuos.

La llanura de Puszta es el lugar ideal para encontrar la auténtica cultura tradicional húngara. Ubicada al este de Hungría –el país más influenciado por el ritmo cambiante de sus ríos–, es hogar de algunos ejemplares del águila de cola blanca.

El legendario río Danubio es más que un cuerpo de agua. Es el segundo río más grande de Europa; abarca 2,850 km y diez países. 

El Caribe es el hogar de innumerables vestigios de la conquista europea sobre las Américas, y por muy controvertido que sea el tema, no podemos negar que a lo largo de los siglos, estos sitios históricos se han convertido en lugares que valen la pena viajar hasta su destino solo para verlos con tus propios ojos.

Sin lugar a dudas, este mamífero es una de las criaturas más adorables que se encuentran en los océanos orientales. Su naturaleza amable y su gentileza despiertan instantáneamente la simpatía de cualquier humano que tiene la suerte de presenciar su belleza, y estas criaturas necesitan la simpatía humana desesperadamente. 

Las islas de Okinawa son poseedoras de una belleza incuestionable, y gran parte de esta belleza tiene que ver con su diversidad natural y marina.

Los lagos salinos del mundo se están secando. Para los científicos y expertos, esto es un hecho alarmante, el cual los ha llevado a buscar soluciones para combatir el cambio climático y la intervención humana, que arrasan constantemente con el medio ambiente.

La cordillera de Alborz y Zagros es el hogar del poderoso leopardo de Persia, el más grande y peculiar de su tipo. Poblaciones más pequeñas se pueden encontrar en Afganistán, Turkmenistán, Georgia, Turquía, y en el norte del Cáucaso Ruso.

Botsuana es considerado uno de los países líderes en cuanto a sus esfuerzos de conservación. A lo largo de los años, ha luchado activamente contra la caza furtiva promoviendo la preservación de especies amenazadas y en peligro de extinción, particularmente de rinocerontes blancos y negros, elefantes y los grandes felinos, que son constantemente cazados gracias al comercio ilegal de vida silvestre.

El calor es abrumador. Los 38°C obligan a los habitantes de la sabana africana a buscar alguna sombra que los proteja del cruel sol; es común que con estas temperaturas se vislumbren debajo de algún árbol pelajes amarillos pardos pertenecientes al Panthera Leo Leo, mejor conocido como León Africano.