Índice del artículo

 

 

Sinfonía de fuerza, voluntad y belleza

Si Alemania es una sinfonía, Berlín es su adagio más admirable. Es una ciudad profundamente bella, antigua y a la vez nueva; lo primero que resalta es su fuerza, poder y esteticidad, para luego deslumbrarnos con sus conmovedores semblantes, que oscilan entre esa potencia y su más poética vulnerabilidad humana, siempre altiva y orgullosa. No es para menos, Alemania consolidó su identidad en medio de una teatralidad que le dio a su discurso una fuerza inusitada y una grandilocuencia sin precedentes.

No podemos referirnos a Berlín de manera aislada sin hablar de cómo se configuró la identidad de toda la nación germana. Hoy en día cuesta trabajo creer que, hasta hace no mucho, el gran país de primer mundo que es Alemania el día de hoy, fuera un territorio sometido por la guerra, los conflictos geopolíticos y por sus propios y más infames errores históricos.

 

Berlín, la “Ciudad Fénix” del mundo que se levantó de sus cenizas. Berlín, la “Ciudad Fénix” del mundo que se levantó de sus cenizas.

 

Catedral de Berlín o Berliner Dom, donde se puede visitar la Cripta de los Hohenzollern.Catedral de Berlín o Berliner Dom, donde se puede visitar la Cripta de los Hohenzollern.

 

Hagamos un paréntesis ahora porque nuestro repaso histórico será muy breve, sólo para comprender lo que ocurrió en la tierra que estamos visitando en esta ocasión, que viajamos con un viento a favor de una de las cunas más importantes del arte y la cultura universal. No vamos a concentrarnos en los villanos que azotaron a Berlín, sino precisamente en su poder para levantarse y así entender por qué nos maravilla la presente metrópolis.

Sin embargo, necesitamos comprender cómo el pueblo alemán cayó en una desgracia de la que Berlín se levantó con tanta gracia; deslumbrarnos plenamente con esta capital del mundo y uno de los epicentros más hermosos y dignos del espíritu humano. Comprendamos pues cómo el delirio marcó el destino de los alemanes gracias a una ideología que nació en medio de un discurso tan bien ejecutado, donde la propaganda probaría su poder y la humanidad quedaría advertida por siempre.

 

La Haus der Kulturen der Welt, con su arquitectura icónica, es la casa de las culturas del mundo en Berlín.La Haus der Kulturen der Welt, con su arquitectura icónica, es la casa de las culturas del mundo en Berlín.

 

Las obras de Richard Wagner son perfectos ejemplos de lo que el mismo compositor germano denominó Gesamtkunstwerk (concepto entendido como “obra de arte total”) y que funge como precedente y banda sonora de una serie de eventos que, en combinación con estrellas de la propaganda como Joseph Goebbles y delirantes líderes sociópatas maestros de la persuasión como Hitler, germinarían en el más megalómano y cruel nacionalismo jamás conocido, no obstante la nobleza del espíritu de su pueblo,más esmerado en valores de humanidad y del que Berlín está repleto.

Hoy en día tal vez sorprenda encontrar en Berlín un tono pacifista, incluso bohemio, aunque completamente cosmopolita. La población de Berlín es muy amplia; claro que predominan los alemanes, pero también podremos encontrar artistas de todas las disciplinas y nacionalidades, así como grandes talentos del mundo, incluyendo celebridades holywoodenses, caminando con toda calma por sus calles.

La población de raíz completamente Berliner, destaca por su fuerza y voluntad, así como su educación y apertura mental. Se trata de un pueblo que, desde antes de ser fundado como tal, lograra imposibles y se defendiera con ejemplar valor ante el avance de Roma y de Napoleón.

 

Columna de la Victoria en el parque Tiergarten, una colosal referencia mundial de Berlín.
Columna de la Victoria en el parque Tiergarten, una colosal referencia mundial de Berlín.

 

 Torre de televisión de Berlín o Fernsehturm.
Torre de televisión de Berlín o Fernsehturm.

 

Vale la pena admirar de cerca la Siegessäule o Columna de la Vitoria.
Vale la pena admirar de cerca la Siegessäule o Columna de la Vitoria.

 

Torre de  TV y Reloj Mundial de Alexanderplatz, Berlín.
Torre de TV y Reloj Mundial de Alexanderplatz, Berlín.

 

 Rotes Rathaus o Ayuntamiento de Berlín.
Rotes Rathaus o Ayuntamiento de Berlín.

 

Así lo relata el mito fundacional de Alemania, que más que un mito, podría tratarse de una verdad constatada por varios historiadores que quizá entrarían más en un género literario, pero que, aunados a la legendaria piedra funeraria que constata el hecho y cuya inscripción refiere la batalla de Varus (la cual detuviera el avance del Imperio Romano) y al caudillo Arminius –mejor conocido como Hermann-, atestigua la grandeza de los pobladores del Rin y sus alrededores.

Esta fortaleza mítica acompañaría al pueblo alemán no sólo para detener el avance de Roma, sino del mismo Napoleón, esto ya mejor constatado documentalmente. En 2009 se celebró el 2,000 aniversario de la Batalla de Hermann -como se le conoce-, a través de una serie de exposiciones por toda Alemania y la propia Berlín, coincidiendo con otras conmemoraciones como los 60 años de la fundación de la República Federal de Alemania y de la extinta RDA, así como 20 años de la reunificación del país.

Tal vez Berlín no siempre fue la capital oficial de Alemania, pero siempre ha sido su corazón, su más humano rostro, así como su fortaleza y debilidad al mismo tiempo. Es por ello que viajar a Berlín es reconciliarse con la historia, es encontrar el mejor escenario de paz en donde alguna vez reinó el conflicto y la desesperación, además de maravillarnos con el sin número de opciones para el disfrute y la celebración de la vida.

 

Escena que ilustra la entrada de Napoleón a Berlín por el artista francés Charles Meynier en 1810. Escena que ilustra la entrada de Napoleón a Berlín por el artista francés Charles Meynier en 1810.

 

.Los colores de Berlín se han tornado tristes en varios momentos históricos y dada su importancia geopolítica, ha sido centro de conlficto..Los colores de Berlín se han tornado tristes en varios momentos históricos y dada su importancia geopolítica, ha sido centro de conlficto.

 


Compases históricos

La caída del Muro de Berlín hace buenas fotos. Pero todo comenzó en los astilleros.
Lech Walesa

Lo que hoy conocemos como Berlín, en algún momento alrededor de 1200, se trataba de una colonia con vocación pesquera, cuya población crecía y vivía a su propio ritmo, independiente y trabajadora. El rostro berlinés de hoy en día es joven, cosmopolita y completamente renovado. Sin embargo, sus raíces son antiguas y excitantes.

Para el siglo XV, Berlín se convertiría por primera vez en capital, pero de Brandeburgo, parte del Sacro Imperio Romano Germánico y gobernado por la familia Hohenzollern. En la época de la Reforma, el territorio alemán fue testigo de las múltiples diferencias y conflictos que condujeron a una guerra que abarcaría más de 150 años, desde 1515.

 

 “La batalla de Lützen” por Carl Wahlbom, escenifica la muerte del rey Gustavo Adolfo en 1632, durante la Guerra de los Treinta Años. “La batalla de Lützen” por Carl Wahlbom, escenifica la muerte del rey Gustavo Adolfo en 1632, durante la Guerra de los Treinta Años.

 

 Escena del las fuerzas españolas durante la Guerra de los Treinta Años, por el ilustrador José Daniel Cabrera Peña. Escena del las fuerzas españolas durante la Guerra de los Treinta Años, por el ilustrador José Daniel Cabrera Peña.

 

El primer gran deterioro y destrucción de edificios en Berlín, se vivió en el periodo comprendido como la Guerra de los Treinta Años, donde los suecos arrasaron con un sinnúmero de construcciones históricas y pueblos enteros, no sólo en Berlín, sino en gran parte del territorio alemán. Fue precisamente el avance de Napoleón lo que unificó a los alemanes y lo que catapultó a Berlín como su capital y éste es uno de los hechos que fungieron como raíz del verdadero nacionalismo alemán.

Para 1871, Berlín se convertiría en la capital de Prusia, luego de la Guerra Franco-Prusiana, lo que detonó el máximo desarrollo de la ciudad en todos los sentidos. De este periodo en adelante, se consolidó el territorio de Alemania, que para la Primera Guerra Mundial ya tomaba partido en las coaliciones, donde fungió como aliado de Bulgaria, el Imperio Austrohúngaro y el Imperio Otomano, conocido como Bloque Central o Frente Balcánico y derrotado en 1981 por las Fuerzas Aliadas.

La República de Weimar se instauró en Alemania tras el fin del II Reich y duró casi 15 años, desde la Constitución de 1919, hasta 1933, año en que Hitler se convirtiera en Canciller, desencadenando la Segunda Guerra Mundial –junto con otras causas- para 1939, cuando Alemania invadió Polonia. Berlín sufrió las consecuencias, sobre todo al final de la guerra, cuando fue bombardeada y por completo invadida.

En 1945, Alemania fue dividida para ser controlada por los países aliados: EE.UU., Francia, Gran Bretaña y la URSS, quedando Berlín en territorio soviético. Con la nueva coalición entre EE.UU., Francia y Gran Bretaña, surgió en 1949 la República Federal de Alemania (RFA), lo cual ocasionó que la Unión Soviética reaccionara creando la República Democrática Alemana (RDA), estableciendo los primeros acentos de lo que sería la Guerra Fría.

Este contexto no sólo complicaría las cosas entre los bandos dentro de Berlín, que también estaba dividida, sino también generaría conflictos derivados en otros países como Cuba, Corea, Vietnam, África, el Medio Oriente y otros fenómenos geopolíticos que involucraron a una gran parte del planeta y que aún desencadenan consecuencias, reactivando viejas rivalidades y generando un complejo escenario para todo el mundo.

 

La capital alemana es un centro de vanguardia en todos los sentidos al día de hoy. La capital alemana es un centro de vanguardia en todos los sentidos al día de hoy.

  

Churchill emplearía una frase del Ministro de Propaganda nazi Joseph Goebbels, para describir lo que ocurriría en el corazón de Europa : “Una cortina de hierro ha descendido a lo largo del continente europeo”. Churchill estaba “vaticinando” lo que sería el auténtico muro de Berlín a través de una metáfora conocida como “Telón de acero”.

El escenario del aislamiento de Berlín se veía desde 1948, cuando Stalin ordenó bloquear el acceso y vías de la ciudad. Este bloqueo duró un año. Fue en 1961 cuando se erigió el muro de 144 Km que dividió a Berlín occidental de la República Demócrata Alemana. Este muro se convertiría en un símbolo trascendental, cuyo quebranto impactaría al mundo entero.

 

El Muro de Berlín, una cicatriz histórica de Alemania y del mundo. El Muro de Berlín, una cicatriz histórica de Alemania y del mundo.

 

Momentos de intenso nacionalismo, conmoción y lucha por la libertad, se vivieron a través de esta muralla.Momentos de intenso nacionalismo, conmoción y lucha por la libertad, se vivieron a través de esta muralla.

 

Desde el 9 de noviembre de 1989, el gobierno de la RDA tuvo que permitir la libre circulación de los ciudadanos a través de toda la ciudad, por lo que el 3 de octubre de 1990, Alemania sería reunificada y se daría la caída del muro, además de asignar permanente y oficialmente a Berlín como capital de toda Alemania, pues la ciudad de Bonn había sido la capital de la RFA hasta ese momento.

La caída del muro unificó a los alemanes al unísono grito de Wir sind ein Volk! (¡Nosotros somos un pueblo!), pero las diferencias entre su población pronto se toparon con las fronteras sociales y educacionales, que confrontarían a los alemanes del occidente contra los de oriente. Sin embargo, el proceso ha avanzado con gran éxito, creando en Berlín una nueva conciencia de la identidad alemana, unificada ante todo y convirtiéndola en una capital ejemplar, no sólo germana, sino del mundo entero.  

Cabe destacar que fueron diversas las causas que originaron la caída del muro, sin embargo, algunos hechos como la Huelga de Gdansk en Polonia, gestaron un cambio en toda Europa a través de un sindicalismo esforzado en valores como la libertad, la paz y la solidaridad. Liderada por Lech Walesa, un electricista de profesión, esta huelga de los astilleros que construyeran los más impactantes barcos de Polonia, logró que el gobierno comunista reconociera a los trabajadores el derecho a organizarse y expresarse libremente. Este éxito sería un antecedente clave y telón de fondo para la caída del muro en Berlín.

¿Coincidencia que un hecho tan positivo para la humanidad naciera precisamente en los astilleros? No, claro que no, el mar siempre inspira a grandes personas, profundiza las convicciones y empuja nuestro espíritu de acción… de eso estamos seguros. La reconstrucción de Berlín no termina, se ha restaurado desde los vestigios de la guerra, llenándose en los últimos años de edificaciones a cargo de los mejores arquitectos del mundo, por lo que su semblante actual es contemporáneo y vanguardista.

Su joven y culta población genera las tendencias y movimientos intelectuales que imperan en Europa, junto con otras metrópolis del gusto y la cultura en el planeta. Pero, ¿qué es lo que veremos en Berlín?

 

Retrato de Lech Walesa, líder durante la Huelga de Gdansk en Polonia.Retrato de Lech Walesa, líder durante la Huelga de Gdansk en Polonia.

 

Berlín, como el órgano del corazón, ha estado dividida en cuatro secciones y, a la vez, siempre ha sido una: ¡ahora fluye en libertad! / Berlin, as the human heart, has been divided into four sections and, at the same time, it has always been just one: and now flows with freedom!Berlín, como el órgano del corazón, ha estado dividida en cuatro secciones y, a la vez, siempre ha sido una: ¡ahora fluye en libertad! / Berlin, as the human heart, has been divided into four sections and, at the same time, it has always been just one: and now flows with freedom!

 


Un legado para disfrutar y reencontrarse

Los eventos de arte por todo Berlín, entre conciertos, obras de teatro, muestras y exposiciones, son el pan de cada día en esta ciudad bendita por la cultura universal, en tanto que su variedad de discos, bares y fiestas, hacen de sus noches una auténtica oportunidad para vivir el ánimo de libertad y celebración.

Llegar a Berlín por barco es posible a través de Warnemünde, un puerto donde desemboca el Río Warnow y al que podemos acceder a través del mar Báltico. Se trata de un auténtico y encantador destino pesquero, ideal para recorrerse enteramente en bicicleta y cuyas playas son una delicia por su arena suave y blanca.

 

Busto de Nefertiti en el Museo Egipcio de Berlín.Busto de Nefertiti en el Museo Egipcio de Berlín.

 

Los museos de Berlín son monumentales por fuera e inagotables por dentro.Los museos de Berlín son monumentales por fuera e inagotables por dentro.

 

La Puerta de Brandeburgo, una colosal bienvenida a la ciudad de Berlín.La Puerta de Brandeburgo, una colosal bienvenida a la ciudad de Berlín.

 

Una de las primeras cosas a visitar en Berlín es la Puerta de Brandenburgo, estructura histórica que hoy representa paz y libertad de la Alemania unida, aunque su pasado se remonte a los antiguos orígenes del pueblo germánico. En el Museo Egipcio se puede admirar el legendario busto de Nefertiti, mientas que un paseo por el Jardín Botánico, genera el más sublime estado de ánimo.

Una cosa debe quedar clara: toda actividad en Berlín está destinada a ser memorable y sólo puede descubrirse de un modo muy personal, porque es completamente una garantía que Berlín tiene una película diferente para cada uno de nosotros.

En Alemania existen casi 40 sitios inscritos como Patrimonio de la UNESCO, donde Berlín se corona con Museumsinsel (“Isla de los Museos”), un conjunto que resguarda algunos de los mejores y más visitados museos de todo el mundo. Conformado por el Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum), Museo Antiguo (Altes Musum), Museo Nuevo de Berlín (Neues Museum), Antigua Galería Nacional de Berlín (Alte Nationalgalerie) y el Museo Bode (Bode Museum), ninguna visita a Berlín puede estar completa sin este recorrido.

 

Uno de los sitios más visitados en verano, es la piscina y el bar de playa junto al río Spree en Berlín.Uno de los sitios más visitados en verano, es la piscina y el bar de playa junto al río Spree en Berlín.

 

Jardín Botánico de Berlín.Jardín Botánico de Berlín.

 

Jardín Zoológico de Berlín o Zoologischer Garten. Jardín Zoológico de Berlín o Zoologischer Garten.

 

Relajarse en un beach bar de Berlín con una cerveza alemana, es un must en este destino.Relajarse en un beach bar de Berlín con una cerveza alemana, es un must en este destino.

 

En cuanto a souvenirs, Alemania está repleta de ellos. Pocos saben que el osito de peluche es un símbolo de Berlín y de los alemanes en general, ya que en realidad se trata de una creación original de Margaret Steiff, diseñadora alemana de juguetes que creara una línea de animales de peluche hacia 1880, incluido el oso de felpa que más tarde popularizara el presidente estadounidense Theodore Roosevelt (de ahí el concepto de oso Teddy).

Otro souvenir que predomina es el Ampelmännchen, es decir, el “hombrecillo del semáforo”. Este personaje es tan icónico, que incluso tiene propia tienda en la capital germana: Ampelmann Shop. Creado en los 60´s por el psicólogo Karl Peglau, para los semáforos de Alemania Oriental, el personaje del sombrerito fue éxito y después de la unificación se intentó retirar de los semáforos, lo que ocasionó manifestaciones para regresar los que se habían retirado, hecho que se logró en 2005. “Se dice que en la Alemania comunista, el Ampelmann era el único obrero que iba contento a trabajar”, reza una expresión berlinesa.

Además, en Berlín se fabrican relojes cucú de la Selva Negra de forma artesanal; los originales provienen de la región de Schönach, pero en Berlín también se encuentran con regularidad y como sabemos, la relojería alemana es excelente y no son pocos los artesanos que la ejercen en toda Alemania.

 

Margaret Steiff, creadora alemana del primer osito de felpa.Margaret Steiff, creadora alemana del primer osito de felpa.

 

Museo de Pérgamo en Berlín.Museo de Pérgamo en Berlín.

 

Una tarde de museos en Berlín es una garantía de satisfacción cultural.Una tarde de museos en Berlín es una garantía de satisfacción cultural.

 

Nueva Galena Nacional de Berlín.Nueva Galena Nacional de Berlín.

 

Edificio del Museo Histórico Alemán de Pei.Edificio del Museo Histórico Alemán de Pei.

 

Tienda de Ampelmännchen en Berlín.Tienda de Ampelmännchen en Berlín.

 

Ampelmännchen o el hombrecillo del semáforo, en Berlín.Ampelmännchen o el hombrecillo del semáforo, en Berlín.

 

Los mercados navideños de Berlín son una tradición que muchos disfrutan, además los hay muy diversos y especializados. En ellos se pueden encontrar las Lebkuchen y Herzlebkuchen, deliciosas galletas de jengibre adornadas de modos encantadores; cuidado con sus mensajes escritos, ya que algunos son muy tiernos, pero otros pueden contener mensajes subidos de tono, por lo que si nuestro alemán no es bueno, podemos confundirnos y generar una situación cómica y algo incómoda.

Otra cosa que haremos sin lugar a dudas -aun cuando no seamos amantes de esta bebida-, es tomar una buena cerveza alemana. Ésta se elabora bajo una ley que opera desde 1516 y entre las marcas más populares de Berlín podemos encontrar las típicas Becks, Paulaner, Veltins, Warsteine, y Königpilsener. La cerveza tipo Weißbier, es originaria de Berlín y tiene un sabor afrutado muy refrescante. Por cierto, durante el primer fin de semana del mes de agosto, se lleva a cabo el tradicional Festival de la Cerveza de Berlín, una fiesta en toda la extensión de la palabra.

 

Festival de la cerveza en Berlín.Festival de la cerveza en Berlín.

 

Classic Open Air en el Gendarmenmarkt, Berlín.Classic Open Air en el Gendarmenmarkt, Berlín.

 

Los mercados navideños de Berlín reúnen lo mejor de la selección alemana.Los mercados navideños de Berlín reúnen lo mejor de la selección alemana.

 

Por su parte, las salchichas de Alemania son un secreto nacional que sólo los carniceros locales conocen, en especial la receta de la salchicha de Turingia, que tiene más de 600 años, y la cual incluso Goethe degustara legendariamente. En Berlín existe un museo dedicado a la salchicha y a la especialidad local: el Currywurst, un plato de este embutido hecho de cerdo y cortado en trozos, condimentado con curry y otras especias, bañado en una deliciosa salsa. Podremos encontrar este manjar en todas partes, desde puestos callejeros hasta elegantes pubs.

 

Estos mercados hacen de la navidad en Berlín, algo único en el mundo. Estos mercados hacen de la navidad en Berlín, algo único en el mundo.

 

Teatro del Bosque de Berlín o Waldbühne.Teatro del Bosque de Berlín o Waldbühne.

 


Hogar y génesis del arte mundial

Podemos ser héroes, sólo por un día.
David Bowie

 

David Bowie en Berlín, la ciudad que inspiró al menos tres de sus discos.David Bowie en Berlín, la ciudad que inspiró al menos tres de sus discos.

 

Berlín es una ciudad con un gran nivel de sofisticación, pero también con cierta alma underground que inspira a lo menos convencional y que ha acogido tan bien a artistas que representan la genialidad, el arte, la moda, la excentricidad y la celebración de las diferencias.

Un claro ejemplo es David Bowie, de origen inglés pero Berliner de corazón y a quien, ante su reciente fallecimiento, se rindieron diversos homenajes en esta ciudad, en la parte exterior de la que fuera su vivienda en la Hauptstrasse 155, donde el artista renaciera de su bloqueo creativo para crear grandes álbumes de su discografía.

Incluso el ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania agradeció en su cuenta de Twitter: “Adiós David Bowie. Ahora estás entre ‘Héroes’. Gracias por haber ayudado a hacer caer el muro”. Y no es para menos, ya que la canción “Heroes” justamente, fungió como un himno de Berlín en su gran momento y de la cual, pocos saben que está inspirada en la historia de dos amantes berlineses que viven su historia a través del muro.

Sobre todo en la parte este de Berlín, con su pasado soviético, ha germinado el más desenfadado y auténtico tono contemporáneo y cosmopolita, convirtiéndose en el perfecto hogar para numerosos artistas de la escena mundial y multidisciplinaria, quienes se han apoderado de diversos edificios en ruinas y abandonados, dotándoles de vitalidad y convirtiendo los barrios en auténticos pasajes comerciales de arte y moda improvisados, donde nacen impactantes tendencias atemporales.

 

Festival Internacional de Cine de Berlín.Festival Internacional de Cine de Berlín.

 

Cada año, este festival es epicentro del talento más representativo del cine más allá de Alemania.Cada año, este festival es epicentro del talento más representativo del cine más allá de Alemania.

 

Se trata de un auténtico foco de literatura, música, artes plásticas, cine, arquitectura, en fin… todo en Berlín tiene arte y casi todo arte tiene algo del alma de Berlín. Resulta indispensable una visita a la Bebelplatz, una plaza ubicada junto al bulevar de Unter den Linden y donde hace más de 80 años se llevaría a cabo una terrible quema de 40,000 libros que contenían las ideas de opositores políticos y grandes escritores como Heinrich Mann, Erich Kästner, Thomas Mann, Stefan Zweig, Heinrich Heine, Kurt Tucholsky o el mismo Karl Marx.

En lo que se refiere al Festival Internacional de Cine de Berlín, no encontraremos una población abrumada por la fama y las celebridades. Los más famosos pueden caminar entre las calles, entrar a las cafeterías y perderse entre la multitud, sin que ésta se exalte por su presencia: es habitual, es el ADN de la ciudad, es la capital alemana del cine y el arte. Por cierto, el cineasta alemán Win Wenders es un excelente referente para comprender mejor la magia de Berlín.

 

El paisaje de Berlín cambia entre la primavera y el otoño, por lo que admirarla es siempre una experiencia nueva.El paisaje de Berlín cambia entre la primavera y el otoño, por lo que admirarla es siempre una experiencia nueva.

 

Puente de Oberbaum en Berlín. Puente de Oberbaum en Berlín.

 

Bóveda de Reichstag en Berlín.
Bóveda de Reichstag en Berlín.

 

Las noches en Berlín están repletas de luz y movimiento.
Las noches en Berlín están repletas de luz y movimiento.

 

La entrada del otoño en Berlín, un espectáculo diario para contemplar.La entrada del otoño en Berlín, un espectáculo diario para contemplar.

 

Ninguna guía es suficiente para terminar de descubrir Berlín, la cual siempre está renovándose.Ninguna guía es suficiente para terminar de descubrir Berlín, la cual siempre está renovándose.

 


Los veloces colores de Berlín

Todo en Berlín se mueve más rápido; la velocidad de su luz, el pensamiento de su pueblo e incluso, sus circuitos de carreras, son más raudos que en el resto del mundo. No es casualidad que el mismísimo “Infierno Verde”, es decir, el circuito de Nordschleife, se encuentre tan cerca, así como el de Hockenheimring.

Las Autobahnen (carreteras) alemanas no tienen ningún límite general de velocidad y sin embargo, veremos conductores bastante respetuosos y prudentes, que no tienen nada que demostrarle al asfalto a bordo de sus increíbles vehículos, donde las mejores marcas alemanas: BMW, Mercedes-Benz, Audi, Porsche, etc., desfilan como los reyes que son en su casa.

El corazón de Alemania, simplemente no se detiene. Berlín emite sus sonidos y matices tanto de día como de noche, siendo ésta especialmente interesante, pues veremos los colores diurnos tornarse bajo la luz de cierta clandestinidad que el alma berlinesa no ha borrado y que la hace irresistible.

Ich bin ein berliner!

 

Vista del camino desde el Tiergarten de Berlín.Vista del camino desde el Tiergarten de Berlín.

 

Texto: Lizethe Dagdug ± Foto: Flickr / © vistBerlin / Wolfgang Scholvien / IKLAS / PR2 / FLANDES / VIGNETTE / 1ZOOM / DIARIO DE CULTURA / CORRESPONSAL DE PAZ / Philip Koschel / Rtve / Günter / © Arena Berlin / Schönberger / BASIDE / eeacademic / Günter Steffen / Bowl Berlin / JAQUO / DESTINO ALEMANIA / MEXINAS / EXPRESSNEWS / © visitBerlin / BREINGUASH / DKL / GASTV

e-max.it: your social media marketing partner