Índice del artículo

Un legado para disfrutar y reencontrarse

Los eventos de arte por todo Berlín, entre conciertos, obras de teatro, muestras y exposiciones, son el pan de cada día en esta ciudad bendita por la cultura universal, en tanto que su variedad de discos, bares y fiestas, hacen de sus noches una auténtica oportunidad para vivir el ánimo de libertad y celebración.

Llegar a Berlín por barco es posible a través de Warnemünde, un puerto donde desemboca el Río Warnow y al que podemos acceder a través del mar Báltico. Se trata de un auténtico y encantador destino pesquero, ideal para recorrerse enteramente en bicicleta y cuyas playas son una delicia por su arena suave y blanca.

 

Busto de Nefertiti en el Museo Egipcio de Berlín.Busto de Nefertiti en el Museo Egipcio de Berlín.

 

Los museos de Berlín son monumentales por fuera e inagotables por dentro.Los museos de Berlín son monumentales por fuera e inagotables por dentro.

 

La Puerta de Brandeburgo, una colosal bienvenida a la ciudad de Berlín.La Puerta de Brandeburgo, una colosal bienvenida a la ciudad de Berlín.

 

Una de las primeras cosas a visitar en Berlín es la Puerta de Brandenburgo, estructura histórica que hoy representa paz y libertad de la Alemania unida, aunque su pasado se remonte a los antiguos orígenes del pueblo germánico. En el Museo Egipcio se puede admirar el legendario busto de Nefertiti, mientas que un paseo por el Jardín Botánico, genera el más sublime estado de ánimo.

Una cosa debe quedar clara: toda actividad en Berlín está destinada a ser memorable y sólo puede descubrirse de un modo muy personal, porque es completamente una garantía que Berlín tiene una película diferente para cada uno de nosotros.

En Alemania existen casi 40 sitios inscritos como Patrimonio de la UNESCO, donde Berlín se corona con Museumsinsel (“Isla de los Museos”), un conjunto que resguarda algunos de los mejores y más visitados museos de todo el mundo. Conformado por el Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum), Museo Antiguo (Altes Musum), Museo Nuevo de Berlín (Neues Museum), Antigua Galería Nacional de Berlín (Alte Nationalgalerie) y el Museo Bode (Bode Museum), ninguna visita a Berlín puede estar completa sin este recorrido.

 

Uno de los sitios más visitados en verano, es la piscina y el bar de playa junto al río Spree en Berlín.Uno de los sitios más visitados en verano, es la piscina y el bar de playa junto al río Spree en Berlín.

 

Jardín Botánico de Berlín.Jardín Botánico de Berlín.

 

Jardín Zoológico de Berlín o Zoologischer Garten. Jardín Zoológico de Berlín o Zoologischer Garten.

 

Relajarse en un beach bar de Berlín con una cerveza alemana, es un must en este destino.Relajarse en un beach bar de Berlín con una cerveza alemana, es un must en este destino.

 

En cuanto a souvenirs, Alemania está repleta de ellos. Pocos saben que el osito de peluche es un símbolo de Berlín y de los alemanes en general, ya que en realidad se trata de una creación original de Margaret Steiff, diseñadora alemana de juguetes que creara una línea de animales de peluche hacia 1880, incluido el oso de felpa que más tarde popularizara el presidente estadounidense Theodore Roosevelt (de ahí el concepto de oso Teddy).

Otro souvenir que predomina es el Ampelmännchen, es decir, el “hombrecillo del semáforo”. Este personaje es tan icónico, que incluso tiene propia tienda en la capital germana: Ampelmann Shop. Creado en los 60´s por el psicólogo Karl Peglau, para los semáforos de Alemania Oriental, el personaje del sombrerito fue éxito y después de la unificación se intentó retirar de los semáforos, lo que ocasionó manifestaciones para regresar los que se habían retirado, hecho que se logró en 2005. “Se dice que en la Alemania comunista, el Ampelmann era el único obrero que iba contento a trabajar”, reza una expresión berlinesa.

Además, en Berlín se fabrican relojes cucú de la Selva Negra de forma artesanal; los originales provienen de la región de Schönach, pero en Berlín también se encuentran con regularidad y como sabemos, la relojería alemana es excelente y no son pocos los artesanos que la ejercen en toda Alemania.

 

Margaret Steiff, creadora alemana del primer osito de felpa.Margaret Steiff, creadora alemana del primer osito de felpa.

 

Museo de Pérgamo en Berlín.Museo de Pérgamo en Berlín.

 

Una tarde de museos en Berlín es una garantía de satisfacción cultural.Una tarde de museos en Berlín es una garantía de satisfacción cultural.

 

Nueva Galena Nacional de Berlín.Nueva Galena Nacional de Berlín.

 

Edificio del Museo Histórico Alemán de Pei.Edificio del Museo Histórico Alemán de Pei.

 

Tienda de Ampelmännchen en Berlín.Tienda de Ampelmännchen en Berlín.

 

Ampelmännchen o el hombrecillo del semáforo, en Berlín.Ampelmännchen o el hombrecillo del semáforo, en Berlín.

 

Los mercados navideños de Berlín son una tradición que muchos disfrutan, además los hay muy diversos y especializados. En ellos se pueden encontrar las Lebkuchen y Herzlebkuchen, deliciosas galletas de jengibre adornadas de modos encantadores; cuidado con sus mensajes escritos, ya que algunos son muy tiernos, pero otros pueden contener mensajes subidos de tono, por lo que si nuestro alemán no es bueno, podemos confundirnos y generar una situación cómica y algo incómoda.

Otra cosa que haremos sin lugar a dudas -aun cuando no seamos amantes de esta bebida-, es tomar una buena cerveza alemana. Ésta se elabora bajo una ley que opera desde 1516 y entre las marcas más populares de Berlín podemos encontrar las típicas Becks, Paulaner, Veltins, Warsteine, y Königpilsener. La cerveza tipo Weißbier, es originaria de Berlín y tiene un sabor afrutado muy refrescante. Por cierto, durante el primer fin de semana del mes de agosto, se lleva a cabo el tradicional Festival de la Cerveza de Berlín, una fiesta en toda la extensión de la palabra.

 

Festival de la cerveza en Berlín.Festival de la cerveza en Berlín.

 

Classic Open Air en el Gendarmenmarkt, Berlín.Classic Open Air en el Gendarmenmarkt, Berlín.

 

Los mercados navideños de Berlín reúnen lo mejor de la selección alemana.Los mercados navideños de Berlín reúnen lo mejor de la selección alemana.

 

Por su parte, las salchichas de Alemania son un secreto nacional que sólo los carniceros locales conocen, en especial la receta de la salchicha de Turingia, que tiene más de 600 años, y la cual incluso Goethe degustara legendariamente. En Berlín existe un museo dedicado a la salchicha y a la especialidad local: el Currywurst, un plato de este embutido hecho de cerdo y cortado en trozos, condimentado con curry y otras especias, bañado en una deliciosa salsa. Podremos encontrar este manjar en todas partes, desde puestos callejeros hasta elegantes pubs.

 

Estos mercados hacen de la navidad en Berlín, algo único en el mundo. Estos mercados hacen de la navidad en Berlín, algo único en el mundo.

 

Teatro del Bosque de Berlín o Waldbühne.Teatro del Bosque de Berlín o Waldbühne.

 

e-max.it: your social media marketing partner